Apple ¿Por qué estoy en "La Secta"?


En este mismo blog y durante años, en las listas de correo que frecuento y algunas que administré, hace mucho que he venido criticando a Apple, los de la manzana, debido a su ignorancia profunda de todo lo que significase accesibilidad, acceso a personas con diversidad funcional a sus productos, etc.
Era una ignorancia profunda y consciente. Ellos no se ocupaban de esos temas ni de nosotros, las «personas con problemas». Y así fue durante años. Hasta que al aparecer la famosa disposición 508 en los Estados Unidos que obligaba a todo aquel que quisiera venderle al Gobierno que realizase sus dispositivos y software de forma que fueran accesibles, Apple, como Adobe y otras, empezaron a ocuparse de los DIS CIUDADANOS, y a pensar en nosotros como potenciales mercados.

Entonces los de Cupertino han dado pasos de gigante y se han adelantado a los demás en cuanto a la accesibilidad, al menos contemplada desde una perspectiva de personas ciegas o con baja visión. De forma que aunque el primer Mac que tuve en mis manos se compró para el actual CIDAT, entonces UTT, puesto que servía muy bien para tareas de medición de laboratorio en 1987, aunque miré este MAC con lupas y con su lupa, había yo perdido la esperanza de disponer algún día de un equipo de tanto diseño, tan bonito y tan eficaz como parecía ser esta gama de ordenadores con respecto a los tradicionales PC. Pero hube de esperar mucho tiempo; hasta el año 2009 en enero, para adquirir mi primer Mac, que ha sido un MacBook Air, convencido por mis predecesores ciegos de que era este un equipo altamente usable y accesible para nhosotros.

Y a partir de ahí, como otros, me he colado y metido hasta las trancas en «la secta», que llamamos cariñosamente muchos usuarios de Apple a este fanatismo que nos entra a todos por la satisfacción que los productos de esta marca nos dan.

Por supuesto que ni uno crée en cuentos de hadas, ni Apple tiene la solución a todos los problemas, pero tienen algo que les diferencia de la competencia. Quieren a sus usuarios, y quieren que éstos tengan una vida más cómoda con sus productos. Es algo muy sencillo que yo he comentado también en este blog sobre otras personas y empresas, en particular Blazie Ingeneering allá por los 90, cuando Deane Blazie reunía anualmente a los usuarios y representantes para incorporar novedades en el software y hardware de sus productos Braille ‘n Speak.

Pero esta creciente comodidad que se exsperimenta desde el primer día en que se tiene un Mac en la mesa, este no preocuparse por apenas nada (aunque hay fallos y a veces peleagudos), este «que todo funcione», este hecho de siempre encontrar un nuevo truco que hace todo más sencillo, este sistema estable en el que uno empieza a despreocuparse de directorios, copias de seguridad, configuraciones de la red etc., este mundo Apple, acaba agarrándote y sí; «te metes en la secta».

Cualquiera que haya visto la rueda de prensa de Steve Jobs acerca de los fallos del iPhone4, que la comprenda y vea cómo defiende las posturas de la empresa con cifras, con datos, cómo demuestra que los problemas de recepción de los terminales no son exclusivos del iPhone4 sino de una tremenda cantidad de terminales de los que pone 3 ejemplos, se dará cuenta de cuál es la diferencia.

En vez de mostrar posturas radicales cuando muchos usuarios, sin duda animados por ciertas comunidades, ponen de manifiesto un fallo que lo es de la recepción de del iPhone4 en determinadas circunstancias de cobertura, Jobs explica el fallo, aporta datos suyos y de la competencia, regala cobertores o carcasas externas (bumpers) a los usuarios puesto que han demostrado que con esos bumpers el problema se aminora, devuelve el dinero a quien haya comprado un bumper antes de la rueda de prensa, promete seguir investigando en las soluciones, y, como se ve en la foto del artículo, reconoce que ni Apple ni los teléfonos son perfectos.

Los que estamos acostumbrados a sufrir compañías que nos aseguraban accesibilidad off-the-shelf en meses y no lo han cumplido durante decenios, los que hemos sido sometidos a pruebas constantes como testeadores de productos que jamás han llegado a consolidarse, los que nos hemos pasado horas en ingenierías inversas para configurar una red, o para saber qué provoca esa pantalla azul etc., al menos muchos de nosotros, entramos, no sin cierto recelo pero convencidos al fin en «la secta».

Y siempre que Apple continúe reconociendo que adora a sus usuarios y que hace suyos sus problemas, y siempre que además lo demuestre con hechos, como acaba de hacer, o con políticas diarias (basta llamar a atención al usuario de Apple y ver la diferencia con otras compañías), tendrá acólitos «la secta» para publicitar a estos chicos que siguen haciéndose grandes y empequeñeciendo a muchos de los seguidores tradicionales.

3 comentarios en “Apple ¿Por qué estoy en "La Secta"?

  1. Buenas:
    Te entiendo Enrique, pero para un usuario normal trasteador como un servidor más pirata que Sir Francis Drake qué me aportaría un mac versus un PC?
    Entiendo que la accesibilidad, pero fuera de eso con el pc podría hacer más cosas y pruebas que con el mac.

    Un saludo de un paisano ejerciendo de gallego en Zaragoza.

  2. Conozco mucha gente, incluso piratas, que juegan mucho con los mac. Una de las cosas que permiten los Mac claramente y que no está tan claro que permitan los PC, es precisamente ejecutar Windows. Así que teniendo un Mac, tienes también un Windows como aplicación de éste, con todo lo que conlleva.

    En cualquier caso, yo no pretendo convencer a nadie sino contar mi experiencia.

    Saludos de un gallego ejerciente en cualquier parte donde esté. últimamente hasta en Bruselas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.