Entradas correspondientes a la etiqueta 'política'

Escepticismo positivo

Esta crispación nacional a la que nos someten medios y partidos, enteros y “cuarto y mitad”, estos “o yo o el caos”, predicados por sujetos nada pasivos de todo el arco político, estos #LaCasta VS #LaSecta, estos “de Papá o de Mamá”, estos planteamientos binarios en un mundo binario, en una cultura 2.0 en la que el menos versado puede tratar de FRIKY a cualquiera pero se alegra de cuando es TRENDI TOPIS o es capaz de organizar operaciones de FACUNDING, para financiar alguna caridad que otra, no solo dibujan el eterno panoarama del carácter de los Españoles que no acabamos de aprender, sino que tratan de mantener a todo el mundo crispado y en alerta; también a los que somos escépticos constructivos, positivos y activos. 

El militante del escepticismo positivo, que por ende no es militante puesto que tampoco cree en la militancia, porque militar es ya formar rebaño y, en consecuencia, perder esa neutralidad que da el escepticismo, puede que sea el objetivo del imperio binario al que se nos somete. 

Muchas veces pienso que si los escépticos positivos nos asociásemos por un día y fuéramos capaces de organizar un censo, y que si los fabricadores de análisis políticos, politólogos, portadores de coletas, de coletos y de colectas, los portadores de banderas, los nacionales nacionalistas y los nacionalistas con nación, fueran capaces de medir la intención y ponerla en esa “COCINA” de las encuestas, tal vez descubrieran algo nuevo. Quizás los resultados de sus cocinas dieran otros sesgos diferentes. 

Lo malo de los escépticos positivos, en términos de políticas binarias 2.0 o 3.1 o 4.X, ya saben: las que están de moda ahora y que han estado siempre de moda, es que somos escépticos positivos ¿se entiende? 

Nuestra confianza en las personas, en su potencial, en su bondad balanceada con su maldad, es infinita. Pero, ¡Qué le vamos a hacer!, somos escépticos positivos, tanto que no estamos seguros de serlo, ni siquiera de esa confianza en la gente. 😉 

En consecuencia, disfrutamos mucho del espectáculo constante, para el que encima no hay que pagar entrada, (ergo no IVA) al que nos someten los inefables importantes nacionales, internacionales y mediopensionistas medios enteros SHAREADOS de la Nación. 

¿Para qué irnos a ver debates serios en la BBC si nos podemos partir la caja viendo a los “bien pagáos” de sí mismos y de sus… presuntas lo que sea, gritando a voz en grito, y volviendo a gritar en las ¿tertulias? de las teles? 

Ah. Y no nos vale tampoco eso de que vemos “LA 2”. Realmente dudamos que hasta los leones del Serengeti que ponen no sean de atrezzo. :) 

Ni las tuercas y tornillos sueltos tampoco. ¡OIGA! si es que hasta dudamos de Bolívar y del Che Guevara ese, que fuera de en las chapas y en los dormitorios de algunos nostálgicos, no han debido hacer tan grandes cosas por la humanidad. 

¿Para qué nos vamos a molestar en pensar si hay más de 10 partidos enteros que piensan por nosotros y hablan en nombre de los Españoles? 

En definitiva: ¿Para qué crisparnos si ya se crispan ellos solos? 

Un buen escéptico positivo piensa en él mismo, cuando puede hacerlo y no duda, y trata de vivir lo mejor posible. Eso sí; tengo la impresión de que “lo mejor posible” para un escéptico positivo, no se ve ni en las cocinas, ni en los programas del corazón ni en las GRITOTERTULIAS al uso. 

Un buen escéptico positivo piensa, cosa mal vista en estos tiempos, lee (más allá de las “50 sombras del Rey”), vive, muy por “en otro plano” de sus posibilidades, escucha música, más allá de Pitingo, el Concierto de Año Nuevo o la música para los fuegos artificiales de ¿Bach?, y usa la pantalla de plasma para ver lo que quiere, cuando quiere y como quiere. 

En fin: Un buen escéptico positivo podríamos decir que no existe porque él o ella mismo o misma 😉 se plantea su propia existencia siendo escéptico a ella misma. 

Ya lo sé: es más complejo que PP, PSOE, PPSOE, IU, CIUDATANS o CIUTADANS, PABLO y TANYA, TANYA y PABLO, MONEDERO de IGLESIAS (o sea CEPILLO), ALBERTO y ALBERT… Eso es más fácil de digerir. 

Lo nuestro, es tan raro y tan difícil de explicar que les rogaría a los lectores que han llegado al final que no se tomen a pecho o a pechos este artículo. 

Probablemente dentro de 10 minutos mi escepticismo acerca de él sea tan grande que no le preste ni la más mínima atención. Así que ustedes, sean también escépticos con él, y por supuesto conmigo.

Post visto 690 veces.

Sobre Bares, bucles y estulticias

He vuelto a los bares

Sí; aunque ciertas circunstancias de la vida te arrastren fuera de tus entornos, esos entornos que quien sea ha decidido que son los tuyos, aunque te enamores, vivas vidas de ensueño, te creas lo que no es y veas lo que es pero lo transformes, siempre hay otras circunstancias que, nivelando la balanza, te devuelven a tu sitio; a ese sitio que probablemente NUNCA tendrías que haber abandonado. Cualquier intento de hacerlo, puede frustrarse por ese DESTINO, o quien sea que manda en tu vida.

Así que, aunque llevo mucho tiempo intentando salir de ciertos entornos, costumbres, escenarios… la vida implacable te devuelve un día u otro a la realidad.
¿y son los bares la realidad?

No lo puedo asegurar. Pero sí ateniéndome a mi origen Coruñés, y usando la facilidad metafórica, puedo decir eso tan manido de las mareas y el mar, que acaban devolviendo las cosas, muertos incluidos en esas cosas, a la costa, y hasta a la “COSTA CONCORDIA” 😉
Total: que “Sin aces pa martillo, del cielo te caen los clavos”
o, si lo prefieren: “Por más vueltas que le des, el trasero siempre queda atrás” 
El caso es que la cabra tira al monte, el cabrón al montón, el vivo al bollo y el muerto al hoyo.

Y reflexionando yo como Séneca Vallecano, o de “LA SILVA” el barrio Coruñés de mi padre, o asín, comparando el 2.0 que vivo hoy con el -1233333 que viví cuando tenía 2 3 4 5 años en mi barrio de Coruña donde las señoras lavaban aún a mano, donde éramos igual que los “picapiedras”, donde no teníamos agua corriente en casa, donde se cortaban las calles para hacer las hogueras de San Juan, reflexionando y profundizando, todo ello motivado por mi vuelta a los bares, me he planteado muchas cosas profundas; tanto que nunca se sacan normalmente a superficie. Realmente, si uno va a fijarse, en el momento que se sacan a superficie pues ya no son profundas. 😉

La cosa es que he encontrado, luego de 20 años de no pisar los bares en el sentido absolutamente participativo del término, que la cosa sigue igual, al menos en Madrid. Igual pero cambiante, igual pero igual, igual pero igual de “CHUNGA”. O quizás peor, como explicaré en esta “anti tesis”.

Y es que lo que se conocía como clase media, que ahora va a tener que conocerse como menos de media clase, se ha pasado; ha vivido por delante, encima, sobre, y hasta demasiado sobre, por encima otra vez de sus posibilidades, y claro, pasa lo que pasa: Nunca falta un “Tío Paco con la rebaja”, un “San martín”, para cada pobre que acaba siendo cerdo acaso, al menos mirado por los ojos de los “OSEAS” y las “pijas”, tan limpias ellas, con tanto bolsito mono lleno de fruslerías, con tanto abortito pagado y admiradoras de Gallardón, que no falte, que con algo habría de cambiarse o sustituirse la misa del pasado. 😉

Nunca falta un “Montoro” se apellide como se apellide, que se te descojone en la cara y se ría tanto de ti, de tu vida, de tu pobre curro, de tu pobre curro-vida en la que no tienes sitio ni para folla-amigos/as ni para más que sentarte n la tele a verle a él, en LED puro y grande, riéndose de toda tu puta casta, que casi vas y te ríes con él por solidaridad o directamente “por no pegarle”. 😛

Y es que lo que se conocía como clase media, que ya me lío, está desapareciendo por causa y efecto de los dueños de los pedales; de los que “lo pisan” (el pedal). De los que lo agarran (el pedal también), y eso va y empobrece al país, al mundo y hasta a la Razón de Marhuenda que tiene que disimular que no es tan pobre y a veces, hasta se quita la corbata y suda como un cerdo, para que parezca que curra, lo que indudablemente no le quita de ser pobre. 😉

Pero ¿y los bares?

Los bares existen, aunque ahora se hayan inventado a Bárcenas, para paliar estas congojas que pasa la clase media cuando deja de ir a clase. Los bares son el reflejo de la sociedad. ¿no es así?

Sí. Hasta ahora así había sido. Al menos yo, que era experto en bares de Madrid (nunca he llegado a Estaca de Bares a pesar de mi ejercida galleguidad), he constatado en mis mejores y más lúcidos años que, en efecto, los bares, que miden la presión, también miden la presión o tranquilidad sociales. En los bares se hacían tertulias, se miraba la tele (entonces no de PLASHMA), y se pasaba pipa con el fútbol y otras retransmisiones televisivas decentes.

Es conveniente aclarar que NO HAY BARES DE RICOS. Ni siquiera NUEVOS BARES de NUEVOS RICOS. En cuanto alguien se hace rico o poderoso, el bar ya no le mide. Desde mi ignorancia, pobreza y clase esclava, reconozco no saber exactamente qué unidad de medida, a parte de las revistas estas que clasifican, se puede aplicar a los que viven ketekagas, en relación a los que cuentan los céntimos para final de mes. Pero tengo claro que JAMÁS los encontrarás en los bares, en los verdaderos bares, porque son opuestos; se repelen.

Hecha esta aclaración, abundo: Los bares son (eran hasta ahora) el termómetro más fiel de la marcha de la sociedad; de la desaparecida clase media.

Pero los del “pedal” y los “medios”, que ya no son medios sino cuartos o mitades o cuartos y mitades, que alguna vez han pasado por los bares, han decidido, como estrategia alienante para la incipiente población esclava ¿dije incipiente? XDDD, mimetizar los bares en “los medios” de forma que, siendo espejo la clase dominante de la dominada, a ésta no le quede sino algo de pan y mucho circo y se caiga en “el bucle infinito” en el que, naturalmente, “la banca siempre gana”. :(

Las tertulias y los programas similares, llenos de TODÓLOGOS que no saben prácticamente de nada, como los personajes de los bares, han tomado las parrillas de las televisiones y han puesto el bar, imitación de Rajoy, en el PLASHMA.

Los que saben pensaron: Si juntamos una banda de fieles de clase beta y los ponemos en un plató, antes plateau, de tv y les pagamos el bocata, viaje y algo más, seguro que parece un bar.

Y no: no se crean que quieren con esto evitar que la gente gaste más no yendo a los bares. Se podría, por ejemplo, permanecer en casa y ver una tertulia de LA SEXTA, o la CUARTA, o la ONCE, o la que sea:

Al fin y al cabo, un tipo chulo de Bilbao, puede encontrarse en cualquier bar de Madrid ¿o no?
Una señora mona, que con cualquier trapito queda bien, que siempre acaba de llegar del GYM, porque estas no dicen gimnasio, y que grita defendiendo no LA RAZÓN sino la SIN RAZÓN o cosas similares, se encuentra en cualquier bar de La Rioja ¿o no?

Y naturalmente, el sudoroso mal trajeado “de derechas de toda la vida” él, apestoso y grasoso, chivato y con vocación de traicionero, también se encuentra razonablemente en cualquier bar de cualquier lugar ¿no?

¿Dónde fueron Ramoncín y la SGAE?
¡Ajá!: Dieron en el clavo: Ya no son rentables para el poder.

Podría seguir desgranando personajes, porque fontaneros (respetables ellos), niñas monas, no menos respetables, y un buen número de gente ignorante, gritona, mal encarada y beligerante, pasa a diario por nuestros bares de ciudad o pueblo.

Y también el personaje que parece más culto, el que trata de entenderse y razonar con todos, y, claro está, el consabido “rojo”, que de un poco la réplica para que la cosa se parezca a un bar lo más posible.

Estoy convencido que la clase dominante ha aprendido a imitar a los pobres. EN una situación tan crítica como la que pasamos, no llega el fútbol, ni Bárcenas, ni el toro de la Vega, ni los líos del rey, el caballo y las sotas: A falta de coliseo, a falta de látigo, de minas de carbón, de un buen derecho de pernada y de pertodo, hay que inventarse nuevos artilugios para dominar a la “cuarto de clase” que quieren hacer para su solaz y definitivo “relaxing”: Y han decidido imitar a los personajes de los bares.

Queda algún díscolo o díscola que no sabe hacer teatro, y que ofrece una imagen tan del XIX que ni los hartos de vino se los creen, pero el sistema de poder imperante los irá excretando de forma conveniente para depurar el “efecto espejo” que están creando para mantenernos quietos, pacíficos, sometidos y a su merced, “AS USUAL”, que diría la Annie Bottle. 😉

Y esta es la historia: SI un día los bares fueron medida y termómetro del pulso de la sociedad, hoy, ellos, desde los PLASHMAS, gobiernan también la dinámica de éstos de forma que, conquistado uno de los últimos reductos de paz de la clase baja en que se ha convertido la otrora clase media, no nos quede más remedio que acogernos a la Virgen del Rocío y hacer un “relaxing mobilidad laboral to Laponia”.

Revelarse contra esto, crear otros bares, otros espacios, inventar dimensiones que ellos no entiendan, dejar de verlos, de seguirlos, dejar de aplaudirles, de jalearlos, es la única forma de liberación posible. Pensar es nuestro defecto ante ellos pero es nuestra única puerta: ser libres y cultos es la única forma de protestar activamente contra la Nacional Estulticia programada.

Podemos hacerlo o, simplemente, volver a los bares que ellos han creado. Está en nuestra mano definitivamente el romper el bucle infinito en que nos meten.

¡AÚN NOS QUEDAN LOS GARITOS!

Post visto 1335 veces.

Vuelvan a Bárcenas PLS ;)

 

Bandera Gallega con crespón negroA mis NO queridos TODÓLOGOS

Lo más granado de la TODOLOGÍA nacional, ya se ha documentado; ya saben de trenes, sistemas de protección y control, AVE, lo que no es AVE, lo que vuela, lo que corre….. Vamos: han ampliado ya sus conocimientos.
Salvo muy contadas excepciones, a los inefables tertulianos de esta región sureña de la Alemania imperante, sub estado de los EE.UU., les ha dado tiempo en media hora a ser ferroviarios de lujo diplomados CUM LAUDE.
Y es lo que tiene la cosa del 2.0; que todo va tan rápido que se hace un ingeniero en 10 minutos y que todo se confunde a tanta velocidad. Y no se ven las señales que apuntan a la estulticia para la que, además, no hay sistema europeo de frenado. Aquí, cada palo aguanta su vela, y el viento es fuerte.
En momentos tan tremendos, de tanta importancia para el psique colectivo, el conjunto de la sociedad y mucho más para las familias de los muertos, las de los heridos, los implicados, la gente que realmente ha dado todos los cayos, a los TODÓLOGOS les ha faltado tiempo para la especulación chavacana y el periodismo rastrero basado en el desconocimiento flagrante fundamentado en la información masiva.
Es lo malo que tiene el 2.0: Cualquiera puede hacerse periodista diplomado en 3 minutos leyendo la enciclopedia del tren correspondiente. En seguida se hace uno con la situación, y bien se va al sofá y se pone pontificar desde el iPad, o bien se va a la radio, a la tele correspondiente, mete los 40 tweets diciendo que se va a la radio, a la tele correspondiente, y a soltar lo aprendido eso sí; buscando ya culpables.
Y hasta algunos “RESPONSABLES POLÍTICOS”, TODÓLOGOS al fin y al cabo aunque no en el gremio del periodismo virtual, van y apuntan sus armas a la diana de siempre: “La culpa va a ser del gobierno Zapatero”, y tal y tal…
Es penoso. Desde luego yo no entiendo de trenes como para juzgar el tema, ni me voy a creer que entienda por mucho que me gusten, que sepa hace años lo que es una catenaria, un tren híbrido, una vía de ancho convencional o europeo, una traviesa, una baliza, un sistema u otro. De momento, aún hoy, lo que nos toca a los mortales es el sentimiento, el apoyo, la solidaridad, la ayuda como se pueda…
Y lo que le toca a quien le toque, jueces y policía científica incluidos, es el esclarecimiento y el estudio serio de los motivos y causas del trágico suceso. Y luego, con el tiempo y en consecuencia, tocará poner medios para estar cada vez más cerca del punto cero en errores.
Pero mucho OJO con la TODOLOGÍA y el PERIODISMO VIRTUAL 2.0: Ahora hasta se estudia el perfil de FaceBook y otras redes de las personas, y esas conversaciones de bar, esas bromas con los amigos, esas cosas que uno va dejando en su biografía no profesional, pueden valer a la todología nacional para enjuiciar rápidamente a cualquiera.
Está siendo el caso del maquinista, de cuyo comportamiento solo la justicia y la investigación exhaustiva deberán sacar conclusiones fidedignas. Ahora se estudian dos o tres frases sacadas de contexto de su cuenta de FB, y ya está: Era un tipo peligroso aficionado a la velocidad.
Tengan cuidado con los contenidos de sus perfiles. Si hoy declara que fuma, mañana le pueden acusar de provocar el incendio que ocurrió en el lugar donde estaba Usted de vacaciones; ese del que mandó las fotos; y como se atrevió a mandar las primeras del incendio, pues va a haber sido Usted. 
Vuelvan con Bárcenas señores TODÓLOGOS: da mucho más de sí, es un caso para largo, mucho más que una serpiente de verano, es tan rosa como lo más rosa y tan profundamente político como los sesudos políticos que nos gobiernan y han gobernado en los últimos 20 años, fotografíen sus calzoncillos, supongo que de marca, miren las marcas y juzguen el grado de mierda existente, estudien los tics de Rajoy el que nunca está, ríanse de todo y eso sí, sin sobres, recojan lo que las teles y radios les dan por hacer el TODÓLOGO, pero dejen en paz a la gente de verdad, que existe, vive y muere, sufre y ríe, y estos días mayoritariamente llora o se entristece.

 

Post visto 1325 veces.

NO ME LLAMEN EMPRENDEDOR

¿He contado alguna vez que en mi cole era el vago?
Pues sí; lo era.
Realmente pasaban otras cosas por mí que desde luego no tenían que ver con la cantidad de trabajo que pudiera realizar por minuto. Y ahora que lo escribo, no sé cuál es el parámetro por el que las autoridades educatibas del tiempo que me tocó vivir en ese nada añorado centro militar donde me intentaron deformar, medían el grado de vagancia de los individuos.
Ciertamente en ciertos temas, los educadores y clasificadores de mi tiempo se adelantaron algo a la era digital, puesto que, simples como eran, se limitaban a calificar a los alumnos en un grupo y si opuesto: Ciegos totales y videntes, normales y sub normales (esta era una clasificación altamente religiosa supongo porque la solía hacer la Superiora del centro), vagos y chicos buenos.
Yo tenía varios problemas en mi haber:
Era ciego pero espabiladillo, por ser sin duda de segunda generación de familia de personas ciegas.
Otro tema era el saber leer. Yo leía desde los 2 años y medio y a los 6 y medio, edad en la que hice la mili, era momento de empezar con la cartilla Braille a aprender. Y claro, a mí me aburría mucho.
También se me daba demasiado bien la música y algo fuera de lo normal: NO me interesaba para nada el fútbol.
Tal vez todas estas características me llevaron a ser calificado de vago. Y era esta una calificación negativa, claro.
Tal vez por eso, y reconociendo que el teatro no se me daba mal tampoco, para acabar con mi vagancia, fui, en mi primer año de estancia en el internado (allá por 1966 o 67) uno de los actores de una comedia de la Galería Salesiana, cuyo nombre no recuerdo, pero cuyo protagonista se llamaba Carlos Miranda, vago y travieso mozo al que en una noche de sueño le venían a ver varias virtudes que comparaban su nivel, bajo en todas, con el de los mejores de la clase, alto y glorioso.
Y fui agraciado con representar nada menos que a la voluntad, justo lo más opuesto que encontraron a la vagancia. De la Galería Salesiana solo he encontrado su historia y no las obras en PDF ni siquiera referencias a esta que representé como VOLUNTAD, pero recuerdo perfectamente mi vestido, túnica griega con sandalias, pelo largo y laurel. Y ese recuerdo me quedó más grabado que la propia historia o que la diferencia entre vagancia y voluntad.
Y, miren cómo son las cosas, a lo mejor acertaron en su calificación porque de tanto convencerme a mi mismo de que no soy vago, no he hecho en la vida que llevo hasta ahora más que emprender, aprender, enseñar e intentar construir, con reglas elegidas por mi de entre las que educación, cultura y experiencia me han ido poniendo al alcance.
Hoy, que España vuelve a tomar tonos grises como los de los 70 (nos falta una “Karina” que nos alegre la vida en una renovada EUROVISIÓN) me enfrento curioso al fenómeno inventado por LA SUPERIORIDAD del tiempo que corre y vuela: EL EMPRENDIMIENTO. No sé si es que los políticos están hartos de abrazar niños y han cambiado emprendedores por chiquillos, desconozco si será algún secreto código aportado por la mismísima Vírgen del Rocío a nuestra Ministra Bañez para que la gente se auto emplée y por tanto no aumente el paro o algo así, el caso es que la MADRE SUPERIORA de este cole en que España se eestá convirtiendo, donde si sabes leer es mejor que te largues a Laponia, donde si produces tu propia energía te multan, donde si piensas estás mal visto y si no piensas eres tonto, donde si no eres mediocre tienes por fuerza que ser sospechoso de algo,  donde si  eres “pera con manzana” y no manzana con manzana o pera con pera como que no vas a tener derecho a nada dentro de poco, donde si no tienes pasta no estudias ni ahora puedes ser albañil tampoco por mor de la dichosa burbuja, donde si EREs o no EREs pasa a ser cuestión política, donde los políticos de moda han dejado en mantillas a la prensa rosa y el rosa se ha vuelto MAGENTA, ha decidido dividir a la población entre emprendedores y no emprendedores.
Y todo el día se lo pasan dándote consejos para que emprendas, se abren oficinas, cuentas de Twitter FaceBook, más oficinas, webs y sitios especializados, más sitios y más especializados, lugares donde hay que conocer terminología inglesa y/o políticamente correcta, todo este lío encaminado a que emprendas. Y si no emprendes como que pareces idiota.
Lógicamente el mundo actual tiene que estar lleno de emprendedores porque empleo, lo que se dice empleo, como que hay poco. 
Como en esta segunda vuelta gorda de ciclo yo no voy a pillar la túnica ni a dejarme el pelo largo para aconsejarle a Miranda que sea más hacendoso y voluntarioso ni tampoco me creo ciertos cuentos ni aunque sean Chinos, y mira que a los CHinos les va de vicio en este río revuelto, voy a ser algo más pasivo, algo más vago y continuaré haciendo lo que he hecho siempre: Perseverar, sembrar, construir y tratar de pagarle a este campo hermoso que es la vida, lo que ella me da a mi, en justa reciprocidad.
Y en esta tarea de eLabriogo o labriego 2.0 Snow Captus, o como se tenga que llamar mi versión, que es lo de menos, intentaré huír del eterno campesino al que ya escuchaba en tiempos de mis abuelos quejarse de que si la cosecha no llegaba a tiempo, que si hacía mucho sol, que esto y que lo otro.
Si a uno le gusta el campo, lo importante es el trabajo, y si a uno le gusta la vida, lo importante es vivirla. Lo demás, y ello incluye ideas pre fabricadas, modas, modismos, dineros, coches y demás familia, es tan sumamente accesorio que puede despreciarse.
Ruego pues al respetable que me llamen Enrique, y me agrupen si es posible en el equipo de la BUENA GENTE, aunque no me guste el fútbol, y eso sí, por favor: NO ME LLAMEN EMPRENDEDOR que me parece que soy VAGO. 😉

Post visto 997 veces.

@elenavalenciano: TRES TRISTES TWITS

Elena Valenciano

No tengo datos. He de partir de aquí. Por mucho que he buscado en la red, solo he encontrado apoyos, incluidos los míos, comentarios, y poco más ante la postura de la ViceSecretaria del PSOE, Elena Valenciano que al parecer “deja twitter porque amenazan a sus hijos”, o porque “conmigo sí pero con mis hijos ya no.”

Soy de los que usa muchísimo twitter; y lo uso para trabajar, para leer, para casi vivir laboralmente y también como sucedáneo de la dañada radio que, salvo excepciones, es infumable en estos tiempos de la lírica extraña que nos toca vivir; en estos malos tiempos para la lírica. Y como persona ciega, el uso de TWITTER como “revista de prensa” o “Panel de opiniones sectoriales”, era simplemente inexistente hace 4 años y hoy es una realidad que me ayuda mucho más que otras a vivir mi mundo.

No soy de los que se aburren   de TWITTER porque  no saben qué frase bonita poner cada mañana delante del teclado. 

Divido mis actividades en esa red social en listas. Muchos somos ya los que no leemos o apenas pasamos por nuestra TL porque, como dicen mis amigos de @icharlas podcast “lo hemos automatizado todo”, y tenemos ya el twitter temático que queremos, que configuramos y que “nos merecemos” en consecuencia.

Y en mi lista automatizada de políticos, @elenavalenciano era de esas en las que se fija uno porque, salvo excepciones, solía publicar cosas interesantes y decir también, con esa limitación reto de los ya 137 caracteres, frases que podían hasta calar. En fin: Elena era una persona a seguir y seguida y que me seguía, algún DM suelto por ahí anduvo, y naturalmente la echaré de menos . 

No tengo datos. Más allá de los que la propia red, amplificador muchas veces absurdo de una realidad más virtual que real, ha proporcionado. Por más que he intentado profundizar en la postura de @elenavalenciano, ese usuario ya “matado” y vacío en twitter, no he conseguido más allá de esos TWITS de ella misma, ya desaparecidos de mi TL, y poco más. Y ese hecho me enfrenta con esa realidad, no siempre admitida de que la excesiva corriente de información no necesariamente informa más.

Pero luego de los apoyos y los TWITS solidarios y demás artificios o realidades que produce la red, me encuentro esta mañana un POST (WIFFINGTONG, claro), donde se dice que “Elena Valenciano pide un debate sobre libertad y seguridad en las redes sociales tras dejar Twitter”, y lo que no sé si es peor o mejor: un TWIT de la mismísima @EsperanzAguirre “Mi apoyo a @elenavalenciano. Espero que su decisión fomente el debate sobre la libertad y la seguridad en las redes sociales.”, y como dirían mis siempre o casi siempre citados LES LUTHIERS… “sospeché algo raro”.

Es duro que le amenacen a uno o a su familia, son inaguantables a veces los trolls, y las amenazas además, supongo que estarán debidamente tipificadas en nuestro latino romano legislativo derecho, prolífico siempre en leyes para un pueblo magnífico en la práctica de  no cumplirlas. Pero eso no implica, como parece vislumbrarse, que hay que restringir el uso de la herramienta. Salvo claras excepciones, como las armas de fuego y aún así (ver ejemplos en USA), todas las herramientas pueden hacer bien, regular y mal, y TWITTER es una plataforma herramienta dentro de la red. Red que, por cierto, ya tiene policía, y buena en España y métodos para denunciar, a través de plataformas de la red, amenazas, malos tratos y otras cuestiones.

Elena Valenciano se va, y sigo sin obtener datos fidedignos más que sus mentados “TRES TRISTES TWITS”, de por qué lo hace, y no seré yo quien hurte, ni siquiera a políticos 1.0 que no siempre han sabido adaptarse a la era que vivimos, ni a sus estructuras “CEROCOMA”, que aún andan buscando a los cabecillas del 15M para montar la guillotina,  el derecho ni la libertad de debatir sobre la libertad misma, aunque pienso que si se debate sobre la libertad y seguridad en las redes sociales, también se debería hacer sobre lo mismo en la calle, en el parlamento, es decir la libertad y la seguridad en el parlamento, en la piscina, usando teléfonos o radio… . Gato soy  y he visto mucha agua hirviendo.

Permítanme pues recomendar OJO, y se lo dice un ciego, a los debates sobre las libertades y las seguridades, que “los carga el diablo”. Como carga el diablo también a FaceBook, red social al cabo y al fin, donde Elena Valenciano a día de hoy aún mantiene su cuenta con más de 2000 amigos.

El crimen, querida Elena, es reprobable y debatible y castigable.

La libertad también  puede ser objeto de debate pero es innegociable. Y el medio es lo de menos. Si hay indeseables dispuestos a amenazar a familiares y a perseguirlos, es a ellos, a los delincuentes, a quienes hay que perseguir y castigar, independientemente del medio que usen.

No tengo datos. Pero, Elena, yo no me hubiera ido de TWITTER.

Intentaré seguirla en FaceBook aunque ese tablón de anuncios sea menos de mi agrado y muy difícil seguir para una persona en mis circunstancias informáticas; es poco accesible.

Post visto 893 veces.

Adios ONCE. No pudo ser

Ilustración: Mi primera comunión, el 16 de Marzo de 1967 entre los muros del Colegio de la ONCE de Pontevedra, en aquella España triste en blanco y negro y sin INTERNET. Una España que esperemos no vuelva de nuevo.

En estos días, en la Feria del libro de Madrid, y supongo que pronto en muchas más librerías, comienza a estar disponible el libro “Antonio Vicente Mosquete. LA ONCE que pudo ser” y de hecho, el día 3, coincidiendo con el 25 aniversario de su desaparición, el libro se presenta en el Ateneo de Madrid. Es un libro escrito por Luis Zaragoza Fernández y Fernando del Blanco. Más info en la editorial.

Y hoy, a 11 días de cumplir 47 años como afiliado a la ONCE, esa organización que fue modelo y que a mi entender se han encargado de matar lenta, progresista y unitariamente un grupo de personas ciegas enfermas de poder y ambición, luego de haber intentado por todos los medios que se me han ocurrido, y crea el lector que imaginación no falta, participar, mejorar, colaborar, después de haber dado más de media vida trabajando ahí, desde la venta de Cupón hasta el Consejo General pasando por la docencia, la I+D, las Relaciones internacionales y un sinfin de trabajo siempre ilusionado, siempre pensando que los muros caerían por la fuerza de las cosas bien hechas, intentando que todo ese esfuerzo sirviera para mejorar la vida de personas ciegas como yo, me he pasado por la sede de Madrid y he presentado mi renuncia.

Abandono. Me voy. Es decir: he abandonado; me he ido: NO PUDO SER.

Es un proceso largo el salir de ciertas organizaciones cuya componente sectaria es importante. No es fácil des programarse y menos cuando no se tiene ayuda externa; cuando se hace solo, y por uno mismo.

No es fácil cuando desde los 7 años, quizás antes pero es ahí donde alcanza la memoria, al menos la mía, te convencen día a día de que “eres menos que los demás”.

Es muy difícil salir de ese círculo en que por ser menos que la gente, tienes que elegir a la única gente que te puede salvar; ellos.

Es casi imposible ver el enemigo en ELLOS cuando ELLOS inventan enemigos para que no les veas.

En 1982, con la llegada tardía de la democracia a la Institución única entonces creo de personas ciegas en España, con un país ilusionado por salir del ostracismo y la dictadura, trabajar con Antonio Vicente Mosquete y otra gente para componer una ONCE moderna, acorde con los tiempos, integradora, fue una ilusión importante. Entonces sentábamos las bases de políticas a largo plazo que creíamos deberían seguirse para quitar a las personas ciegas de la calle, integrarlas, y dejar la lotería como fuente de ingresos pero por otros caminos. Recuerdo un estudio mío de 1987 sobre posibilidades de juego ONLINE cuando aún no había llegado INTERNET que leído hoy, resulta bastante actual porque, si bien han cambiado las máquinas, no así tanto las Arquitecturas.

Pero Antonio y su tiempo nos duraron poco. El 1 de Junio de 1987, tal día como hoy hace 25, se precipita por el hueco del ascensor de su casa y fallece luego de dos días en coma el 3 del mismo mes.

Y con su desaparición, luego de los lógicos años de inercia, de la época de “nuevos ricos” en los que la ONCE se dedicó a comprar cadenas de televisión, a derrochar lujo, a dilapidar ilusiones, a perder nivel cultural a toneladas y a hacer lo que hacen todos los nuevos ricos, el fanfarrón sin paliativos, vino lo que tenía que venir.

Para conseguir esto, las mentes pensantes, que lo son, de las personas que gobiernan esta Institución que en absoluto tiene culpa de ellas, crean sistemas férreos de dependencias, alienaciones y un conjunto de comportamientos típicos de las sectas que mantengan a la gente unida para, siendo “menos que los demás”, unirse en el progreso para defenderse del sempiterno enemigo inventado.

Algunos nos damos cuenta pronto de este cambio y de a dónde conducirá, y luego de las mieles del 1992, era yo miembro entonces del órgano de gobierno de la Institución, somos excretados como conviene para limpieza de la máquina poderosa.

Aún así, algunos, cabezones que somos, volvemos a intentarlo; simplemente a intentar que se tengan en cuenta ideas plurales. No es lógico que una sola asociación interna controle poder, oposición, sindicatos, jóvenes, mayores y demás.

Y el desmedido control que se ejerce sobre el resto de la DIS CAPACIDAD, convenientemente alimentada también cuando había fondos suficientes, con su enemigo también inventado y sus correspondientes unidad y progreso, tampoco parece de recibo.

Naturalmente, volvemos a ser excretados por la máquina de limpiar. Esta vez somos 12 expulsados en un proceso sumarísimo que ofrezco a cualquier jurista para que se ría durante 300 folios.

En 2007, comienzo mi proceso consciente de des programación. Lo hace más difícil la fidelidad a una gran Institución por la que tus padres, tus abuelos y otros tantos padres y abuelos han trabajado tanto. Lo hace más difícil el cariño a las personas, la parte humana de la gente que se queda. Y de otro lado anima el hecho del estómago sano, la salida del DIS MUNDO creado para que DIS seas DIS CIUDADANO DIS RESPONSABLE.

Pero finalmente, con un poco de tesón y mucho sentido común y gimnasia cerebral, se consigue la des programación no traumática y sin rencores al pasado.

Hoy estoy en condiciones de ser persona antes que ciego, de ser capaz antes que DIS capacitado,de pensar, de ejercer, de contribuir a la mejora de mi denostado país, que por cierto en esto ha ido irregularmente detrás de la ONCE cuya “prima de riesgo” ha tiempo que traspasó todos los umbrales.

Y he elegido hoy, el día del accidente de Antonio, luego de 25 años de intentos, para dejarlo definitivamente: NO PUDO NI PUEDE SER. No debió ni debe ser. Pero al parecer las mayorías quieren que así siga siendo.

En consecuencia soy yo quien abandona el rebaño. Ya sé el frío que hace fuera, lo difícil que es todo, y lo bien que se vive con enemigos conocidos. AL margen del inmenso respeto por lo que queda de la Institución que levantaron nuestros mayores, no queda nada que yo pueda hacer por esta ONCE ni nada que esta ONCE que han creado pueda hacer por mí (espero que algún día sí puedan hacer algo más por mi hijo aunque hoy sea CERO).

Y si algún día se puede ayudar en algo, cuando la gente esté un poco más ilusionada y menos unida y progresista, a lo mejor todavía me encuentran.

Creo firmemente en la pluralidad y por tanto pienso que es posible ser persona ciega, en este orden en España sin tener que ser de la ONCE. Yo al menos así lo practicaré desde hoy y prometo contar mis experiencias cuando estime que merezca la pena que sean contadas.

Dedicarle mi salida de la Institución a mi buen amigo Antonio puede parecer raro; y tal vez lo sea. Seguramente a él no le gustase que la gente se fuera. Pero seguramente también, si Antonio y la gente que le rodeábamos hubiéramos seguido el camino que nos habíamos marcado, la ONCE de hoy no sería esto que están dejando a nuestros hijos.

Dejo, por si aún hay gente que no lo tiene, un enlace a la página de Antonio, mis mejores deseos para toda la buena gente que queda en la ONCE, y el encargo a los contadores, igual los del CERMI que los de ONCE ONCE, para que resten un MINUSVÁLIDO o DIS CAPACITADO de sus largas sumas. Definitivamente NO me representan.

Por favor: Rellena esta sencilla encuesta. Es anónima y no te compromete a nada.

¿Es necesario estar en la ONCE si eres persona ciega en España?

  • NO (72%, 33 Votos)
  • SI (28%, 13 Votos)

Total de votantes: 46

Loading ... Loading ...

Post visto 3763 veces.

Mi primer homenaje de este año a Antonio Vicente Mosquete

Cupón con dibujo de la cara de Antonio Vicente Mosquete.Malos tiempos parece que corren para la lírica y otras cosas. La crisis financiera , económica, moral, inmoral que nos acoge en su nada maternal seno, esa que provoca miedos, que premia o casi aplaude el delito, delito que después pena con la pena más grande, pena penita pena de la vuelta a la copla de nuestra Gallardona política ficción nada virtual de estos tiempos modernos, nos pinta un escenario en el que hemos pasado de ser un país bobalicón pero simpático a ser cada día más parte de los PIGS y a volver a ser bajitos, calvos y cabreados.

No recuerdo el panorama que pintaba en 1987, cuando Antonio Vicente Mosquete, del que es esto (o sea nada) lo que aparece en nuestra WIKIPEDIA, de cuyo resultado en GOOGLE si se busca sin comillas aún es la noticia de El País, nos deja para siempre sumidos en un vacío diría yo que moral, al margen de los demás, que muchos aún conservamos.

Desconozco el panorama que se presentaba, aunque los tiempos eran, no por pasados  sino porque sí, mucho más ilusionados, ilusionantes, imaginativos, constructivos, que los de hoy, cuando se escribe este post.

Pero sí conozco la historia, de dónde veníamos antes del 1982, año en que llega la democracia interna a la ORGANIZACIÓN NACIONAL DE CIEGOS DE ESPAÑA, y sé de muy primera mano, me honro con la amistad de Antonio, lo que hubo que hacer para pasar de la limosna a la base de la integración (luego minada por los lodos ácidos de los productores de basura, tan abundantes en este ciego país donde no precisamente el tuerto es el rey).

25 años hace este que Antonio nos dejó, y viendo cómo nos dejó y cómo estamos, a veces dan ganas de escribir un blog más grande, un libro, de acometer un trabajo en la aún libre Wikipedia….

De momento, y para empezar, dejo aquí un homenaje de recuerdo; el primero de otros artículos que dedicaré a su figura este año en mi blog modesto. Un corto editorial en un programa de Onda Madrid, “desde el margen”, en el que grabó, en 1987 Antonio esta editorial, que trata de reflejar lo que iba a ser ese espacio de integración.

Refleja este corto audio, ese estilo ágil, claro, diáfano en la expresión que Antonio ha dejado siempre en sus escritos y en sus charlas.

Viendo cómo han transcurrido algunas cosas en este tiempo pequeño y enorme en que estamos solos de Antonio, me viene a la mente una frase de Alberto Vázquez-Figueroa en su novela “Centauros”:

“Cuando se  le concede  poder a un miserable, no es el miserable  quien se vuelve poderoso; es el poder quien se vuelve miserable.”

No. No están los tiempos para muchas cosas ni para la lírica, pero yo trataré de dejar en este año, unos cuantos recuerdos de esta enorme persona que es Antonio.

He aquí esa editorial sonora publicada en mi perfil de AUDIOBOO, cuya foto es un dibujo que alguien le hizo para un cupón conmemorativo aparecido el viernes, 2 de Octubre de 1987, unos meses después de su muerte.

Post visto 782 veces.