Entradas correspondientes a la etiqueta 'Antonio Vicente Mosquete'

Hasta siempre compañero

cupón conmemorativo Antonio Vicente Mosquete

Hoy, a punto de cerrar el año 2012, dejo este pequeño broche al año que para muchos ha sido de entrañable recuerdo para la figura de Antonio Vicente Mosquete.

Varias han sido las actuaciones realizadas durante este 2012, y sin apoyo ninguno de la Institución que él y su gente ayudaron a transformar drásticamente y a entrar en la verdadera modernidad. La ONCE Institución ha dado la espalda sistemáticamente a todo lo que tenga que ver con la figura de su primer Presidente democrático.

Tras su desaparición, los cambios propiciados por los que aún se mantienen en el poder, han llevado a esta Institución por caminos bien distintos de los que se programaban a finales de los 80. Y los grandes destructores de la ONCE, han intentado también sistemáticamente borrar la historia y que la gente se olvide de sus orígenes y de su evolución. Es sabido que olvidar la historia no es precisamente una práctica culta ni democrática, dos características que faltan ahora en la ONCE.

desde el acto de celebración del aniversario de la democracia en la ONCE hasta la cobertura del acto de presentación del libro que cuenta la historia de una ONCE que pudo ser hasta el homenaje que Izquierda Plural hace a Antonio en el Congreso de Diputados el 3 de diciembre pasado, he procurado dejar testimonio sonoro de este año de celebración que, con su consiguiente alícuota parte de nostalgia, es un año de seguir emprendiendo y construyendo.

Es ahora, con los tiempos peores en la ONCE y esta España que nos toca, el tiempo más difícil: el tiempo en que solo “los que luchan toda la vida” están presentes; cuando los demás han abandonado todo y el barco también.

Pero veo buenas caras, gentes animadas y me imagino una no muy lejana salida de este ciclo del péndulo que nos ha sumido en la ignominia, el austericidio, la incultura y la estulticia institucional.

Otros años habrá para homenajes y recuerdos. No se puede, ya lo he escrito, matar la historia impunemente. Este año  se acaba aquí y faltaba un post para cerrarlo.

Incluyo seguidamente una lista de enlaces a los testimonios sonoros que podéis encontrar en mis archivos de las varias nubes, y algunos enlaces de interés con respecto a Antonio Vicente Mosquete.

 

¡Hasta siempre compañero!

 

Enlaces de Interés

 

Post visto 993 veces.

Avanzando. Homenaje sonoro a Antonio Vicente Mosquete

Panorámica Ateneo el día 3 de Junio de 2012

Este es mi particular homenaje, en forma de reportaje sonoro, como en las épocas de “Cosmófono” o “Cambio ONCE”, como cuando realizábamos “MOHO”, aquella sección de humor que tanto le gustaba, qe hago a mi buen amigo, profe y desaparecido Antonio Vicente Mosquete.

El 3 de Junio de 2012, conmemorándose el 25 aniversario de su trágica muerte, en el Ateneo de Madrid se presenta el libro y hago una serie de reportajes que se suben a Spreaker en RIGUROSO DIFERIDO.

Aquí están todos ellos juntos. Mi eterno recuerdo a un hombre que nos enganchaba a todos con razones y que pudo cambiar (ya empezaba a hacerlo) la historia de los ciegos Españoles.

Los “delimitadores de cualquier nacimiento” (siempre querido Silvio), han cercenado hasta el paroxismo el proyecto; han asesinado la historia y han deshecho todas las ilusiones.

Hoy la ONCE es lo que todos dejamos que hicieran con ella, o bien lo que algunos (incluso algunos lectores de este texto) han querido y siguen queriendo que sea.

Es este un buen momento, una buena excusa para que los jóvenes y los que aún pueden hacer algo por la dignidad de las personas, retomen y re conduzcan esta locomotora macabra de película de los MARX en la que los dirigentes actuales, sin vergüenza alguna, sin pudor y sin pausa, están echando cada vez más madera para correr en un camino hacia el seguro precipicio.

Este libro, este aniversario deberían constituir y así lo espero, el final del ciclo invernal e infernal de la historia y remover conciencias para una vuelta a la primavera; esa estación creadora que nos hace falta a todos.

Bajar o escuchar el reportaje en formato MP3. Sin divisiones de capítulos y probablemente más fácil para algunos.

Bajar o escuchar el reportaje en formato m4A. Con división de capítulos e ilustraciones. Para los que tengáis reproductores que soporten este formato. Podréis saltar entre las diversas secciones y leer el contenido de este post en vuestros reproductores.

Te dejamos con otra encuesta anónima. Contesta SIN MIEDO:

 

Opinas que la ONCE está en términos generales:

  • Mucho peor que hace 25 años (50%, 4 Votos)
  • Peor que hace 25 años (38%, 3 Votos)
  • Igual que hace 25 años (13%, 1 Votos)
  • Mejor que hace 25 años (0%, 0 Votos)

Total de votantes: 8

Loading ... Loading ...

Post visto 1423 veces.

Adios ONCE. No pudo ser

Ilustración: Mi primera comunión, el 16 de Marzo de 1967 entre los muros del Colegio de la ONCE de Pontevedra, en aquella España triste en blanco y negro y sin INTERNET. Una España que esperemos no vuelva de nuevo.

En estos días, en la Feria del libro de Madrid, y supongo que pronto en muchas más librerías, comienza a estar disponible el libro “Antonio Vicente Mosquete. LA ONCE que pudo ser” y de hecho, el día 3, coincidiendo con el 25 aniversario de su desaparición, el libro se presenta en el Ateneo de Madrid. Es un libro escrito por Luis Zaragoza Fernández y Fernando del Blanco. Más info en la editorial.

Y hoy, a 11 días de cumplir 47 años como afiliado a la ONCE, esa organización que fue modelo y que a mi entender se han encargado de matar lenta, progresista y unitariamente un grupo de personas ciegas enfermas de poder y ambición, luego de haber intentado por todos los medios que se me han ocurrido, y crea el lector que imaginación no falta, participar, mejorar, colaborar, después de haber dado más de media vida trabajando ahí, desde la venta de Cupón hasta el Consejo General pasando por la docencia, la I+D, las Relaciones internacionales y un sinfin de trabajo siempre ilusionado, siempre pensando que los muros caerían por la fuerza de las cosas bien hechas, intentando que todo ese esfuerzo sirviera para mejorar la vida de personas ciegas como yo, me he pasado por la sede de Madrid y he presentado mi renuncia.

Abandono. Me voy. Es decir: he abandonado; me he ido: NO PUDO SER.

Es un proceso largo el salir de ciertas organizaciones cuya componente sectaria es importante. No es fácil des programarse y menos cuando no se tiene ayuda externa; cuando se hace solo, y por uno mismo.

No es fácil cuando desde los 7 años, quizás antes pero es ahí donde alcanza la memoria, al menos la mía, te convencen día a día de que “eres menos que los demás”.

Es muy difícil salir de ese círculo en que por ser menos que la gente, tienes que elegir a la única gente que te puede salvar; ellos.

Es casi imposible ver el enemigo en ELLOS cuando ELLOS inventan enemigos para que no les veas.

En 1982, con la llegada tardía de la democracia a la Institución única entonces creo de personas ciegas en España, con un país ilusionado por salir del ostracismo y la dictadura, trabajar con Antonio Vicente Mosquete y otra gente para componer una ONCE moderna, acorde con los tiempos, integradora, fue una ilusión importante. Entonces sentábamos las bases de políticas a largo plazo que creíamos deberían seguirse para quitar a las personas ciegas de la calle, integrarlas, y dejar la lotería como fuente de ingresos pero por otros caminos. Recuerdo un estudio mío de 1987 sobre posibilidades de juego ONLINE cuando aún no había llegado INTERNET que leído hoy, resulta bastante actual porque, si bien han cambiado las máquinas, no así tanto las Arquitecturas.

Pero Antonio y su tiempo nos duraron poco. El 1 de Junio de 1987, tal día como hoy hace 25, se precipita por el hueco del ascensor de su casa y fallece luego de dos días en coma el 3 del mismo mes.

Y con su desaparición, luego de los lógicos años de inercia, de la época de “nuevos ricos” en los que la ONCE se dedicó a comprar cadenas de televisión, a derrochar lujo, a dilapidar ilusiones, a perder nivel cultural a toneladas y a hacer lo que hacen todos los nuevos ricos, el fanfarrón sin paliativos, vino lo que tenía que venir.

Para conseguir esto, las mentes pensantes, que lo son, de las personas que gobiernan esta Institución que en absoluto tiene culpa de ellas, crean sistemas férreos de dependencias, alienaciones y un conjunto de comportamientos típicos de las sectas que mantengan a la gente unida para, siendo “menos que los demás”, unirse en el progreso para defenderse del sempiterno enemigo inventado.

Algunos nos damos cuenta pronto de este cambio y de a dónde conducirá, y luego de las mieles del 1992, era yo miembro entonces del órgano de gobierno de la Institución, somos excretados como conviene para limpieza de la máquina poderosa.

Aún así, algunos, cabezones que somos, volvemos a intentarlo; simplemente a intentar que se tengan en cuenta ideas plurales. No es lógico que una sola asociación interna controle poder, oposición, sindicatos, jóvenes, mayores y demás.

Y el desmedido control que se ejerce sobre el resto de la DIS CAPACIDAD, convenientemente alimentada también cuando había fondos suficientes, con su enemigo también inventado y sus correspondientes unidad y progreso, tampoco parece de recibo.

Naturalmente, volvemos a ser excretados por la máquina de limpiar. Esta vez somos 12 expulsados en un proceso sumarísimo que ofrezco a cualquier jurista para que se ría durante 300 folios.

En 2007, comienzo mi proceso consciente de des programación. Lo hace más difícil la fidelidad a una gran Institución por la que tus padres, tus abuelos y otros tantos padres y abuelos han trabajado tanto. Lo hace más difícil el cariño a las personas, la parte humana de la gente que se queda. Y de otro lado anima el hecho del estómago sano, la salida del DIS MUNDO creado para que DIS seas DIS CIUDADANO DIS RESPONSABLE.

Pero finalmente, con un poco de tesón y mucho sentido común y gimnasia cerebral, se consigue la des programación no traumática y sin rencores al pasado.

Hoy estoy en condiciones de ser persona antes que ciego, de ser capaz antes que DIS capacitado,de pensar, de ejercer, de contribuir a la mejora de mi denostado país, que por cierto en esto ha ido irregularmente detrás de la ONCE cuya “prima de riesgo” ha tiempo que traspasó todos los umbrales.

Y he elegido hoy, el día del accidente de Antonio, luego de 25 años de intentos, para dejarlo definitivamente: NO PUDO NI PUEDE SER. No debió ni debe ser. Pero al parecer las mayorías quieren que así siga siendo.

En consecuencia soy yo quien abandona el rebaño. Ya sé el frío que hace fuera, lo difícil que es todo, y lo bien que se vive con enemigos conocidos. AL margen del inmenso respeto por lo que queda de la Institución que levantaron nuestros mayores, no queda nada que yo pueda hacer por esta ONCE ni nada que esta ONCE que han creado pueda hacer por mí (espero que algún día sí puedan hacer algo más por mi hijo aunque hoy sea CERO).

Y si algún día se puede ayudar en algo, cuando la gente esté un poco más ilusionada y menos unida y progresista, a lo mejor todavía me encuentran.

Creo firmemente en la pluralidad y por tanto pienso que es posible ser persona ciega, en este orden en España sin tener que ser de la ONCE. Yo al menos así lo practicaré desde hoy y prometo contar mis experiencias cuando estime que merezca la pena que sean contadas.

Dedicarle mi salida de la Institución a mi buen amigo Antonio puede parecer raro; y tal vez lo sea. Seguramente a él no le gustase que la gente se fuera. Pero seguramente también, si Antonio y la gente que le rodeábamos hubiéramos seguido el camino que nos habíamos marcado, la ONCE de hoy no sería esto que están dejando a nuestros hijos.

Dejo, por si aún hay gente que no lo tiene, un enlace a la página de Antonio, mis mejores deseos para toda la buena gente que queda en la ONCE, y el encargo a los contadores, igual los del CERMI que los de ONCE ONCE, para que resten un MINUSVÁLIDO o DIS CAPACITADO de sus largas sumas. Definitivamente NO me representan.

Por favor: Rellena esta sencilla encuesta. Es anónima y no te compromete a nada.

¿Es necesario estar en la ONCE si eres persona ciega en España?

  • NO (72%, 33 Votos)
  • SI (28%, 13 Votos)

Total de votantes: 46

Loading ... Loading ...

Post visto 3766 veces.

De tú a tú. Homenaje a Antonio Vicente Mosquete

NUEVO SITIO WEB DE ANTONIO

Antonio Vicente Mosquete

Hoy hace 30 años de la creación del primer Consejo General de la ONCE. Con años de retraso, seis concretamente, con respecto al devenir del país, el 26 de Abril de 1982 se proclama la democracia en la ONCE, a imagen y bastante semejanza de la existente en aquella ilusionada e ilusionante España, recién despertada del “panderetazo” y viva al fin a libertades y aperturas.

Muchos de los que vivimos aquel tiempo, en la ONCE y en España, en una ONCE integrada en España por la relación de marca, causa, efecto e ilusión, vivida luego de torturas y fracasos, de una corporación de derecho público de carácter asociativo que, como la ONCE, había ayudado a nuestros padres y abuelos en los años difíciles, esperábamos de este tiempo que se abría en 1982 una nueva etapa.

Se trabaja, se pacta, se habla, se consensúa: “Menos vendedores en la calle. Mantener el juego pero como fuente de ingreso. Integrar a la gente, a nuestra gente, en la sociedad. Educar a los jóvenes en libertad. Conservar la imagen de marca”…..

Tiempos de ilusión, de proyecto y de trabajo; duro trabajo. En una parte, los conservadores a ultranza, intentando parar el progreso como fuera. De otra parte, las condiciones de una España desperezada de golpe, con ducha democrática de agua fría y con ánimo de ir a por todas.

Conocí a Antonio Vicente Mosquete en 1973. Venía yo de un colegio, el Santiago Apóstol de Pontevedra, del que jamás escribiré un libro y de una época, 1966 a 1972, especialmente negra, especialmente cruel, especialmente inolvidable para los que fuimos educados a palos.

Esas épocas en las que una falta de ortografía te costaba cinco golpes de vara de mimbre en las uñas, y perder el tacto unas horas; ese tacto que se usaba precisamente para leer Braille. Una época pedagógicamente perfecta para la cultura, otra vez imperante, del XIX.

Un tiempo en que la masturbación estaba castigada con duchas de agua fría pero en la que las monjas “jugaban” con determinados niños pequeños o en la que perdimos a tres capellanes por huír o por escándalos con monjas de las que nos “cuidaban”.

Una época en que se nos dividía al entrar (imágenes tengo ahora de películas como “The wall”) entre SUB NORMALES y NORMALES. Y en la que los supuestamente NORMALES, entre los que tuve la desgracia de caer, si veníamos con cosas aprendidas, o defectos como leer Braille desde los 3 años, que era mi caso, éramos ya mirados raramente y calificados de “VAGOS”.

TODO dentro de lo normal según las normas normales de la normalidad pedagógica educativa vigente, vigente hoy en día en que se han suprimido los palos pero en la que igualmente “se dan palos”, ahora también a las economías de las familias.

Época en fin, en la que se grababa a fuego el “tú eres menos que los demás”. “Los demás ven y tú no.” Los “Por eso, eres IN VÁLIDO”. Bueno: hoy ya hemos avanzado del MINUS (que yo no viví en mi colegio) al DIS de estos tiempos XIX2.0.

La consecuencia lógica: “Nosotros estamos aquí para salvarte. Te haremos equiparable. Te haremos igual. Te integraremos. Sigue nuestros pasos y serás feliz”.

Y en 1973, con un tercero de Bachillerato, aterrizo en Madrid, en Chamartín, en el Paseo de la Havana. En un régimen totalmente abierto, sin palos, sin tanta motivación ni lavado, ciertamente un poco más hippy y un poco más guarro, idóneo para haber pensado en la manzana, y no precisamente la de Eva si el colé hubiera estado en California en vez de rodeado por calles como “Comandante Franco” o “Caidos de la división Azul”.

Y lo recuerdo como si fuera hoy. Un aula, un después de recreo esperando una clase de inglés, un tipo que entra y aún no sabes si es compañero ni de qué parte viene, que se sienta entre nosotros, comienza a hablarnos de tú, y a la media hora, por la conversación, empezamos a deducir que debe ser el “profe de inglés” y que aquello es la clase.

Yo creo que lo recordaré siempre. Fue una ruptura tan grande y tan de golpe, el hablar de tú a tú con alguien que era realmente 4 o 5 años mayor que tú, del que pensabas cómo demonios podría ser ya profe si tenía 19 o 20 años y tú 14…. Y un tipo con el que se aprendía a base de escuchar música, analizar letras profundas como las de Dylan o tan inocentes como las de Beathles.

Era imposible, al menos para gente como yo, no adorar el inglés, la charla, la filosofía, el debate, luego de haberte encontrado con Antonio. Era imposible negarse a quedar con él en algún bar luego de clase. Era necesario charlar de la ONCE; de su pasado histórico y de los cambios de futuro que había que hacer necesariamente. Era importante estar con Antonio porque su propia humanidad humilde te hacía sentirte importante.

Y yo, y otros como yo, no nos negamos nunca a los vicios, interprétese como se quiera, y sobre ese respetuoso tratarse de tú, mucho más respetuoso que los casi siempre traicioneros tratos de Usted, se fue forjando la ilusión, el trabajo, el tratar de devolver a una organización tan importante lo que ella te dio….

Hoy me quedo aquí, nueve años después de conocer a mi profe de inglés, cuando preside el primer Consejo General de la ONCE. Hoy reproduzco mi comentario en su web, que hoy se estrena y que enlazo aquí. Hoy, como piden en su web http://www.antoniovicentemosquete.com/ hablo con él, absolutamente vivos los dos, y reproduzco esa conversación:

Hablo con Antonio a través del tiempo y la tecnología, igual que hace tiempo hablaba con él de tecnología. Hablo de historia viva en un tiempo muerto. Muerto por la mediocridad opuesta a la CULTURA con mayúsculas que Antonio y otra gente de su tiempo, de mi tiempo, que aún es mi tiempo y su tiempo, propiciábamos. De ese tiempo de ilusión basado en tierra firme, en tiempos de depresión basados en basura de lodo podrido que se ha creado a base de destrozar todo sin reciclar.
Hablo de él, con él , hacia él y en vivo. Escribo como hablo y estreno foro tecnológico para dirigirme al primer maestro, al que con Bob Dylann, Beathles, Everly Brothers pero sobre todo al que con respeto mutuo, traté de tú, porque él abrió esa puerta.
Escribo, hablo y saludo esta iniciativa y revive mi corazón y mi recuerdo con la memoria histórica de la historia que tratan de lanzar por el fregadero.
Declaro mi rotundo NO a la mediocridad y mi MIL VECES NO a la MIEDOCRIDAD.
Un fuerte abrazo Antonio. Nos seguimos viendo en los bares, y en los foros donde se construye. A los delimitadores de las cosas, les dejamos otros foros FUERA.

Hoy se queda esto aquí. Este año queda mucho por decir, y los años venideros y este, mucho por hacer. Pero sobre todo, despertar y no conformarse con la MIEDOCRACIA.

 

Post visto 1380 veces.

Mi primer homenaje de este año a Antonio Vicente Mosquete

Cupón con dibujo de la cara de Antonio Vicente Mosquete.Malos tiempos parece que corren para la lírica y otras cosas. La crisis financiera , económica, moral, inmoral que nos acoge en su nada maternal seno, esa que provoca miedos, que premia o casi aplaude el delito, delito que después pena con la pena más grande, pena penita pena de la vuelta a la copla de nuestra Gallardona política ficción nada virtual de estos tiempos modernos, nos pinta un escenario en el que hemos pasado de ser un país bobalicón pero simpático a ser cada día más parte de los PIGS y a volver a ser bajitos, calvos y cabreados.

No recuerdo el panorama que pintaba en 1987, cuando Antonio Vicente Mosquete, del que es esto (o sea nada) lo que aparece en nuestra WIKIPEDIA, de cuyo resultado en GOOGLE si se busca sin comillas aún es la noticia de El País, nos deja para siempre sumidos en un vacío diría yo que moral, al margen de los demás, que muchos aún conservamos.

Desconozco el panorama que se presentaba, aunque los tiempos eran, no por pasados  sino porque sí, mucho más ilusionados, ilusionantes, imaginativos, constructivos, que los de hoy, cuando se escribe este post.

Pero sí conozco la historia, de dónde veníamos antes del 1982, año en que llega la democracia interna a la ORGANIZACIÓN NACIONAL DE CIEGOS DE ESPAÑA, y sé de muy primera mano, me honro con la amistad de Antonio, lo que hubo que hacer para pasar de la limosna a la base de la integración (luego minada por los lodos ácidos de los productores de basura, tan abundantes en este ciego país donde no precisamente el tuerto es el rey).

25 años hace este que Antonio nos dejó, y viendo cómo nos dejó y cómo estamos, a veces dan ganas de escribir un blog más grande, un libro, de acometer un trabajo en la aún libre Wikipedia….

De momento, y para empezar, dejo aquí un homenaje de recuerdo; el primero de otros artículos que dedicaré a su figura este año en mi blog modesto. Un corto editorial en un programa de Onda Madrid, “desde el margen”, en el que grabó, en 1987 Antonio esta editorial, que trata de reflejar lo que iba a ser ese espacio de integración.

Refleja este corto audio, ese estilo ágil, claro, diáfano en la expresión que Antonio ha dejado siempre en sus escritos y en sus charlas.

Viendo cómo han transcurrido algunas cosas en este tiempo pequeño y enorme en que estamos solos de Antonio, me viene a la mente una frase de Alberto Vázquez-Figueroa en su novela “Centauros”:

“Cuando se  le concede  poder a un miserable, no es el miserable  quien se vuelve poderoso; es el poder quien se vuelve miserable.”

No. No están los tiempos para muchas cosas ni para la lírica, pero yo trataré de dejar en este año, unos cuantos recuerdos de esta enorme persona que es Antonio.

He aquí esa editorial sonora publicada en mi perfil de AUDIOBOO, cuya foto es un dibujo que alguien le hizo para un cupón conmemorativo aparecido el viernes, 2 de Octubre de 1987, unos meses después de su muerte.

Post visto 782 veces.