Sostener lo insostenible, o "que inventen ellos"

¿Somos realmente lo que somos?
¿Seguimos ignorando nuestra historia y la repetiremos?

Con temporal generalizado y todo, como en los mejores tiempos de Franco, es hoy el día en que se conoce el texto íntegro de la llamada “Ley Sinde”, que, (sigo en mis trece y casi catorce de no darme a la crispación) parece ser un “más de lo mismo pero con juez que firma”.

A diferencia de “La pertinaz sequía”, a la que se atribuían todos los males en pasados tiempos, hoy tenemos los pantanos a tope, las carreteras cortadas, un gobierno y un Ministerio de Fomento actuando de forma generalmente correcta y sobre todo eficaz, y en otro plano, la eterna y sempiterna lucha entre el progreso y la pandereta.

Y son tantas y tan buenas las reflexiones, los comentarios jurídicos, filosóficos y morales que se están haciendo en pleno temporal ahora por la red, que creo que el hecho de que los “internautas” (clase que habrá que definir con cuidado en el próximo futuro) se hayan quedado en casa, no está favoreciendo en nada a los conservadores del signo que sea, de forma que a lo mejor una “pertinaz”, hubiera sido mejor.

Como ya he escrito, son mejores ya los comentarios que los artículos y a poco que se sepa navegar, se encuentran puertos culturalmente mucho más ricos que los tradicionales donde, si el lector me apura, solo sse encuentran ya versiones de las versiones de las versiones de otras versiones de otras versiones de recopilaciones de otras recopilaciones…… bueno: “más de lo mismo”.

Es increíble que algunos no se den cuenta de que “la cultura entre comillas” o LA CULTURA CON MAYÚSCULAS, está también en la red. No seré yo quien se atreva a decir si más o menos, pero desde luego en una parte muy importante.

Cerar los canales culturales emanados del pueblo por parte de los que al pueblo se deben, no es política sostenible aunque le llamen “economía sostenible”.

Dar el protagonismo doble de juez y parte a los que ni son jueces ni deberían ser parte sino actores, con los demás, de la creación de riqueza cultural, que siempre crea otras riquezas, está siendo a mi entender otro eror histórico tan grave, que seguro quedará en los futuros links de historia.

Y el “pan para hoy” de la siempre presente “industria de la cultura”, será, si no se remedia, una hambruna que la historia reflejará por la que nuestros nietos y demás descendientes nos pasarán factura.

En días y semanas como las que vivimos, frases como “que inventen ellos”, o estereotipos de la España de flamenco y pandereta (solo de Flamenco y Pandereta, claro) se vienen a la mente, y explican cómo estamos como estamos.

Una vez más, parece que somos un país de un potencial y una riqueza de ideas inmensa, que tendremos que expresar y explotar seguramente fuera simplemente porque aquí, en aras a la “sostenibilidad” de no sé qué, no se va a poder casi ni hablar.

La diferencia de ahora con respecto a otros ciclos de nuestra historia, es que seguramente no tendremos que emigrar físicamente de país; a lo mejor tenemos que emigrar virtualmente, crear en la más pura filosofía hacker, ser navegantes de los digitales mares para llevar nuestra creatividad allí donde se pueda explotar, exportar, compartir y sostener, pero nuestra navegación y nuestra obra serán conocidas por todos y aprovechadas por todos. También por los que vivan en el bando de la sostenibilidad.

De todo lo que estoy leyendo en estas tristes fechas, y por lo significativo de la idea me quedo con esta.

“El próximo GOOGLE no se creará en España”.
O sea:
“Que inventen ellos. Nosotros seguiremos con el canon, cerrando webs y haciendo versiones de nosotros mismos hasta la saciedad.”

Apelo a la responsabilidad histórica de los que estamos viviendo una época como esta de transformación social tecnológica, para que no ocurra esta mal entendida sostenibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.