SIRI para TODOS. «Una necesidad. No un lujo»

La accesibilidad es un derecho. No un lujo.

William Loughborough

Logotipo oficial Hacía tiempo que tenía ganas de escribir un artículo de este tipo. Un artículo en el que, lejos de considerarme un adicto acérrimo a la secta de la manzana mordida, se me pueda considerar como crítico, que lo soy, de las cosas tecnológicas que no me parecen justas.

 

Y esto de la aparición del Siri, ese  asistente personal tan espectacular, no me parece justo. Me explico:

 

Me parece justo, necesario, importante, diría yo que pronto imprescindible, la aparición de una forma de dictarle órdenes a un terminal cualquiera. Y más, si es un terminal móvil que todos llevamos en el bolsillo. Este sistema, más temprano que tarde, se convertirá en no un lujo para pocos, sino un servicio para muchos.

 

En efecto: es mucha la gente que por diversas razones tienen  muy difícil teclear en esas teclas tan virtuales y tan pequeñas de los terminales actuales, y concretamente del iPhone. Sólo a título de ejemplo, las personas con dedos demasiado grandes, las personas que no vemos o vemos poco, las personas con problemas de movilidad en los miembros superiores, mucha gente se beneficiará de poder hablar a su terminal y que éste le obedezca.

 

Pero el marketing de la gente de Cupertino, comienza ya a establecer barreras en su propio sistema; un sistema realmente accesible que ha facilitado y espero que seguirá facilitando a muchas personas el acceso a la información y a las tecnologías de la comunicación. Y los jefes de la cosa, para seguir vendiendo terminales, para seguir manejando la manivela productora de dólares a montones, han establecido la barrera y utilizando disculpas tecnológicas que creo no son admisibles, han decidido que los poseedores del iPhone cuatro no tendrán derecho a siri.

 

¿Es esto una imposición de la tecnología del terminal? Absolutamente no. El iPhone 4, aunque no posee tres micrófonos como lo hace su nuevo seguidor iPhone 5, tiene una calidad suficiente como para entender la voz del usuario al menos en la mayor parte de las ocasiones. Es cierto, que un sistema de tres micrófonos es capaz de eliminar el ruido de fondo. Esto lo empezaremos anotar cuando hablemos con personas que tengan un terminal iPhone 5, y veamos que apenas hay ruido de fondo en la conversación. Naturalmente, esto mejora mucho la forma en que Siri entiende las palabras que el usuario le dice.

Pero no es una disculpa tecnológica suficientemente fuerte. Ahora mismo, yo estoy dictando este artículo en mi Mac a través de la nueva versión del Mountain Lion. El ordenador que tengo es un MacBook Pro de 15 pulgadas. Grande y con ventiladores. Con bastante ruido de fondo. Además me coloco distancias diferentes del micrófono. Es cierto que no hay mucho ruido de fondo, pero también lo es que la calidad de este micrófono un ida al ruido que provocan los ventiladores a más de 6000 revoluciones cuando la CPU se calienta, es grande  así que definitivamente no; dictarle a un terminal de Apple, será más fácil con un sistema de tres micrófonos, pero no es imposible con cualquier otro tipo de micrófono.

 

Siri, procesa en la nube. Quiere decir esto, que como otros programas ya existentes y que a veces usamos, como el Dragon dictation, lo que uno habla sube a servidores, donde se procesa y se baja en formato de texto. En consecuencia, el terminal no tiene demasiado trabajo que hacer, salvo transmitir.

 

Entran en juego otros elementos como la velocidad de la red, el hecho de que haya o no cobertura, etcétera. El terminal, se limita a subir el audio. Por lo tanto, ya una riesgo de equivocarme, quizás terminales tan obsoletos como pueda considerarse el iPhone 3GS, podrían incluso transmitir lo que el usuario dice, y subirlo a la nube.

En cualquier caso, el iPhone 4 si es capaz. Lo hemos probado con Jailbreak y funciona. Es del dominio público que esta es una medida de marketing más que técnica. En consecuencia, me he decidido (yo que no soy muy de campañas) a hacer una campaña en CHANGE.ORG. Me dice algún amigo  en Twitter que eso es «pedir milagros.» Y puede que tenga razón. Pero prefiero, en mi inocencia, querer en la receptividad de Apple.

De forma que si pensáis que Siri debería poderse ejecutar en terminales como iPhone cuatro, más teniendo en cuenta el tiempo de crisis que atravesamos y que no nos permite cambiar de terminal cada seis meses, simplemente pinchar el enlace y firmar la campaña.

 

Sinceramente: yo tampoco creo en los milagros, pero es seguro que algo se hablará de este tema. Soy usuario de Apple desde hace bastante tiempo. Me gustan los sistemas. Lo promociono allí donde tengo ocasión y en temas como la accesibilidad, es indudable que han dado un paso de gigantes. Por eso, espero que sean sensibles a este tipo de campañas. No hay tanto dinero como hubo, espero que lo hayan el futuro, y la posesión de un terminal que ellos deciden que se queda obsoleto, no debe ser una barrera para un elemento que como Siri, y lo vuelvo a repetir, no es un lujo sino que será una necesidad para muchos.

 De forma que considerar a Siri una parte de la
accesibilidad de los terminales , sería un gesto importante en esta ya enorme fábrica de sueños que es Apple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.