Nuevo tributo a Steve Jobs; desde otro punto de vista.

Leyendo este artículo,me he vuelto a poner a reflexionar sobre todos los ríos de bits y Gigabytes que habrán ido surgiendo estos días acerca de la figura del creador y re creador de Apple.

Pero nunca había leído nada interesante desde el punto de vista de la gente mal llamada con DISCAPACIDAD. Porque supongo que somos minoría, porque quizás frecuento menos las páginas en inglés, donde sin duda habría más material, y porque no he tenido muchas ganas de leer estos días.
Pero con el artículo de referencia y una vez que había participado en la tertulia de Radio Voz, he vuelto a pensar en la cantidad de cosas que, en pocos años, la firma de la manzana mordida ha aportado a muchas personas en general y a las personas ciegas en particular.
Nada será ya lo mismo desde que la firma (ignoro cuanta influencia habrá tenido el propio Jobs en ello) se decide a asumir con valor el cumplimiento de la 508 y a poner en marcha inventos como el VoiceOver, para las personas ciegas.
Es la primera vez, que yo conozca, que un artículo cuesta lo mismo (y es el mismo) para una persona ciega y una que no lo es. El iPhone que todos pueden comprar en la tienda, lleva incluido por el mismo precio su propio sistema para ponerse en contacto con el terminal SIN mirar o sin ver.
Todo un sistema basado en hasta 16 gestos de los que algunos no usamos ni la mitad, pero que nos ha abierto todo el mundo Apple a un grupo de personas que, antes de aparecer el iPhone o el iPad apenas si podíamos más que marcar números y almacenar los de nuestros amigos, quizás poner un SMS y una navegación simple por Internet.
Hoy, la mayor parte de las aplicaciones realizadas para iPhone pueden ser manejadas por personas ciegas. Ayer tuve la oportunidad de hacer, en casa de un amigo, una demostración con un nivel de burbuja para poner derecho un cuadro, por ejemplo.
A lo largo del poco tiempo transcurrido entre la aparición del iPhone 3GS, el primero que resultó accesible para personas ciegas y hoy, son muchos los que se han pasado a ese mundo, en muchos casos siguiendo a los que vamos por delante pero, sobre todo, viendo cómo personas de su misma cultura tecnológica, personas que no tienen que disponer de esta cultura, pueden manejar estos equipos.
En el mundo MAC ha ocurrido lo mismo; el VoiceOver ha llegado no como una herramienta para LEER LA PANTALLA (ScreenReader como se decía) sino como parte integral del sistema desde el mismo Kernel.
Sumando a esto los descubrimientos en comunicación aumentativa y alternativa que elementos como iPhone o iPad pueden llevar a personas con problemas de comunicación y otras cuestiones similares, la gente de Cupertino, aunque entrase tarde en este mundo, lo está haciendo mejor de lo que ninguna otra compañía hasta ahora lo había hecho. Y no porque otras no lo hayan intentado sino porque ahí, y probablemente esto sí se deba al espíritu de Jobs, en la forma en que Apple abordó el tema, hay una diferencia en cómo ver a las mal llamadas PERSONAS DIS CAPACITADAS. Jobs debió (y es especulación mía claro), concebir a este colectivo como parte de un mercado, de una parte, y como personas que con el apoyo tecnológico necesario, podrían realizarse mejor en su vida.
La tecnología per se no cambiará el mundo, supongo, pero la tecnología realizada por personas visionarias y revolucionarias que saben adelantarse a los hechos y contemplar los escenarios desde puntos de vista diferentes, esas personas y lo que crea sí pueden ayudar a que el mundo sea un sitio más agradable cada vez.
Desde la presidencia de una Fundación como la F_T_S donde nuestro principal objetivo es ese, que la gente viva mejor apoyados por tecnologías, desde mi vivencia personal y desde mi convencimiento, dedico este artículo a Jobs como responsable de Apple. Nos ha cambiado la vida a muchos en poco tiempo y lo ha hecho «sin hacer caridad», que es tan importante como la parte visionaria. Nos ha tratado como personas y como personas nos sentimos ahora recompensados por el fruto de sus ideas. Del «No hacemos caridad», que le escuché decir un día a mi pregunta de ¿cuándo podré manejar un MAC? al mundo que nos ha puesto ahora al alcance, tal vez haya habido mucho tiempo de reflexión sumado probablemente al hecho de tener que cumplir con la 508 y a la humanización que las personas con mente abierta experimentan.
Sea lo que fuere, «por sus frutos los conoceréis» y en el tema Apple y DISCAPACIDAD, hay mucho más fruto que una manzana mordida.
Dejo el video de mi hijo jugando con el iPad de su madre (que hoy es ya suyo). El día que lo filmé, descubrí que para personas con espectro autista como es su caso, una pantalla táctil y lo gestual, puede ser un avance más que considerable en la forma de comunicarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.