Esperando los Reyes en Octubre

No puedo evitar que hoy nuevamente un artículo en este blog vaya relacionado con la manzana mordida. Y es que hoy, acá en España, con media tarde avanzada, la gente estamos frotándonos los dedos esperando el último regalo de un equipo de personas.

Un gran equipo materializado en la empresa de Cupertino pero que todos inconscientemente atribuiremos a Steve Jobs, como persona que estuvo al frente hasta al menos hace un año en Apple. El IOS5 para iPhone, iPad y compatibles.
Yo escribía en twitter ayer en español e inglés eso de que «la misma emoción me embarga que cuando creía en los Reyes Magos».
Hoy, medio mundo anda cuchicheando y esperando y especulando cuál será la hora en que en España estará disponible la descarga.
Creo que debe ser uno de los días en los que más se están enchufando dispositivos a Itunes, aunque pronto se dejará de hacer en muchos casos por la independencia de éstos con respecto a los ordenadores.
La fiesta de Reyes a los paficionados a Apple llega hoy, día de la hispanidad y esas cosas, en forma de una nueva versión del sistema operativo más popular de dispositivos móviles, y a mí, poco dado a las beatificaciones, me hace pensar por qué han calado tan dentro en mí tan pocas personas y compañías.
También decía el otro día en una tertulia que he sentido la desaparición de Jobs igual que la de Lennon.
Ahora, la aparición de IOS5 es, para los que ya peinamos pelos rubios d»de bote», como cuando se anunciaba el siguiente LP de «The Beathes», o algo similar.
Pero esto es más; porque no es solo para el entretenimiento. A la gente con DIS CIUDADANÍA, como es mi caso, supondrá un nuevo avance en la integración por medio de las TIC.
Hay quien ha pronosticado que iCloud caerá hoy abrumada por el movimiento, las descargas etc. Yo, propietario de una cuenta MobileMe que no sé si dejaré el año que viene, no temo al lobo. Seguro que será un éxito y que todos, saturando las salidas de ancho de banda de los servidores de Apple, disfrutaremos en pocas horas de este nuevo regalo de Reyes, póstumo quizás de Jobs.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.