Collage de Marzo “The times they are a changing”

A una semana de cumplir 53 años, en una noche tranquila y emotiva como todas las noches, al menos como todas las noches tranquilas yemotivas, a punto de seguir produciendo para este país enfermo que ya describieron muchos y yo mismo en este blog, como en 1969, 70, 75 y muchos otros ciclos, con el mismo uso de razón y más años encima pero también más ilusiones rodeándome y más tonterías por debajo, con la seguridad de aportar poco porque soy pequeño pero de seguir aportando aunque no lo quieran los que nunca quieren, con la certeza y la seguridad de la consciencia tranquila y la conciencia inquieta, con el miedo que da el valor y sin miedo al #ESTADODELMIEDO que nos imponen los estadistas, vuelco hoy un collage de impresiones que me han venido como siempre, cada vez que respiro para echarme atrás un poco y reposar la espalda,  de golpe y por casualidad.

Cierto que unas me han llevado a otras, pero también que, como a veces en la cocina, encontré ingredientes para este collage apetitoso.

Comienza con un enorme recuerdo de Steve Jobs sin enlaces, sin mitificaciones. Nunca fui de mitos ni lo voy a ser. Pero de todas las personas de las que he conocido biografías, comparando además con las ilustres de ilustrísimas varias que en nuestro barco trabajan como ratas, la figura del extraño Jobs, el creador de la secta de la manzana, destaca esta noche sobre otras figuras tan valiosas y seguro menos conocidas y tal vez hasta más importantes, como los padres de las bases de la informática, los inventores de los primeros lenguajes de programación…

Jobs, como Bethoven se llevan la gloria por ser buenos mezcladores. Pero no se olviden mis lectores que en el arte de la mezcla de ingredientes está la buena cocina, y en la desgracia de juntar cosas incoherentemente, están desastres culinarios como las políticas cerocoma de todo signo aparente de estos tiempos.

Continúa el collage, o se integra también, con Dylann;  admirado más por Jobs que por mí, pero indudable creador. Si a Jobs le inspiró mucho esta letra, este conjunto de letras formando versos, hoy dejo aquí este otro trozo del collage, en español e inglés, que manifiesta de forma muy clara que los tiempos están cambiando, pese a quien pese.

 

Venid agruparos a mi alrededor gentes
Que andáis errantes por cualquier lugar
Y admitid que las aguas
Alrededor de vosotros han crecido
Y aceptadlo pues pronto
Estaréis calados hasta los huesos.
Si según vosotros vuestra época
Merece ser salvada
Entonces mejor comenzad a nadar
U os hundiréis como una piedra
Porque los tiempos están cambiando.
Venid escritores y críticos
Que profetizáis con vuestra pluma
Y mantened vuestros ojos abiertos
La oportunidad no volverá a repetirse
Y no habléis demasiado pronto
Pues la rueda todavía está girando
Y no está diciendo a quien
Va a designar
pues el perdedor ahora
Va luego a ganar
Porque los tiempos están cambiando.
Venid senadores, congresistas
Por favor haced caso de la llamada
No os quedéis en la puerta de entrada
No bloqueéis el vestíbulo
Pues va a dañarse
Aquel que se haya atascado
Hay una batalla afuera
Y está bramando
Esto pronto sacudirá vuestras ventanas
Y hará retumbar vuestras paredes
Porque los tiempos están cambiando.
Venid madres y padres
A lo largo y a lo ancho de la tierra
Y no critiquéis
Lo que vosotros no podéis comprender
Vuestros hijos y vuestras hijas
Están fuera de vuestro control
Vuestro viejo camino se está
Haciendo viejo rápidamente
Por favor, apartaos del nuevo
Si  no podéis echar una mano
Porque los tiempos están cambiando.
La línea está trazada
La maldición está echada
El lento ahora
Luego será rápido
Como lo que ahora es presente
Luego será pasado
El orden se está
Desvaneciendo rápidamente
Y el primero ahora
Más tarde será el último
Porque los tiempos están cambiando.

Come gather ‘round people
Wherever you roam
And admit that the waters
Around you have grown
And accept it that soon
You’ll be drenched to the bone.
If your time to you
Is worth savin’
Then you better start swimmin’
Or you’ll sink like a stone
For the times they are a-changin’.
Come writers and critics
Who prophesize with your pen
And keep your eyes wide
The chance won’t come again
And don’t speak too soon
For the wheel’s still in spin
And there’s no tellin’ who
That it’s namin’.
For the loser now
Will be later to win
For the times they are a-changin’.
Come senators, congressmen
Please heed the call
Don’t stand in the doorway
Don’t block up the hall
For he that gets hurt
Will be he who has stalled
There’s a battle outside
And it is ragin’.
It’ll soon shake your windows
And rattle your walls
For the times they are a-changin’.
Come mothers and fathers
Throughout the land
And don’t criticize
What you can’t understand
Your sons and your daughters
Are beyond your command
Your old road is
Rapidly agin’.
Please get out of the new one
If you can’t lend your hand
For the times they are a-changin’.
The line it is drawn
The curse it is cast
The slow one now
Will later be fast
As the present now
Will later be past
The order is
Rapidly fadin’.
And the first one now
Will later be last
For the times they are a-changin’.

 

 

Y finalizo el collage con dos artículos:

El primero de un amigo, Juan Carlos Ramiro, que fue el que provocó todo el collage de hecho, hablando sin tapujos de lo que ocurre con los que delimitan el progreso, en este caso en el ámbito tecnológico. Bajo el título De “cuando los estándares no son la solución total de la no discriminación en el uso de las TIC’s”, Juan carlos, cuyo blog queda en las páginas amigas de este desde hoy enlazado, desgrana verdades de esas que no gusta leer a algunos. Yo, para ir terminando, las resumo en algo que he dicho muchas veces:

Como persona ciega, si solo hubiera leído lo que me ofrecían en sistema Braille, hoy sería un 90% más inculto de lo que soy.

 

Finaliza el collage con un espléndido alegato de mi admirada Ángeles Caso en La Vanguardia. Llegados a cierto punto, y sin necesidad de grandes traumas como accidentes etc, si tenemos la mente tranquila y estamos suficientemente relajados, distinguir lo que realmente importa de la vida no es tan difícil: pero es radicalmente distinto a lo que nos han metido en la cabeza desde chicos o peor; desde chicas.

Leyendo “Lo que quiero ahora“, me he sentido tan muchísimo mejor, que me han dado ganas de tomarme un recreo y organizar esta sopa de letras.

Gracias Ángeles, Juan Carlos, Bob y Steve por darme la noche o por hacerme el día, (made my day) que dicen en inglés.

[notice]

NOTA: Ni se le ocurra a nadie meter esta letra en inglés en GOOGLE traductor so pena de volverse loco y perder todo el sentido del colage.

 

[/notice]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.