Cinco Horas con MARTE

«Dedicado a la única mujer que me ha pedido la luna”

Foto del modelo de Marte que imprimí en 3D para Rosa

Ciertamente me gustaría poderle contar esta historia a D. Miguel Delibes, de quien soy aficionado lector y que me inspiró el título de este post, pero lo dejaré aquí escrito en mi blog, y ya veremos dónde llega.

Mucho es lo que he escrito, descrito y reflexionado acerca de la impresión 3D casera. Y he contado que desde los principios de los principios, que desde que la conocí, apliqué rápidamente esta tecnología a objetos que no fabrica la industria, en muchos casos por minoritarios, y que realmente pueden ser de gran utilidad.

Un ejemplo es un abridor de botellas de chapa, que hice para una colaboradora de la fundación que presido, funteso, Danays Bautista, quien perdió un brazo en una desafortunada caída en el Metro de Madrid. Diseñé ese artilugio para que pudiera abrir cervezas usando solamente una mano. Pero como digo, son incontables los ejemplos de objetos que se pueden fabricar en 3D y resultar de utilidad.

Objeto diseñado en forma de gatillo por el que se puede introducir un dedo y que facilita el poder abrir botellas con una sola mano.

Y aún con toda mi historia, habiendo introducido el 3D social en centros como el CEAPAT, de la mano de su ex Directora y patrona de funteso, Cristina Rodríguez Porrero-Miret, que consiguió hackear a la Administración y que los de informática le comprasen una impresora 3D y, una vez admitida por los chicos del taller del centro, comenzar a imprimir la mayoría de sus ayudas técnicas en PLA en vez de con barritas de metal, tornillos, trozos de cosas etc., de cuyo trabajo podéis ver resultados n su repositorio de THINGIVERSE, pues aún con toda esa historia, no dejo de sorprenderme por la cantidad de ayudas y “Cosas buenas” que se puede hacer por la gente en 3D casero.

Rosa, Rosa Chacón García, es antes que nada amiga, pero además, es Cordobesa ejerciente, friky, simpática, culta, amable con quien se puede ser amable, sabe mucho, lée mucho, entiende de muchas cosas y las cuenta bien, es podcastera, tuvo perro guía, vende Cupón de la ONCE, ergo es persona ciega y además de nacimiento, y, lo que la trae aquí, es desde pequeña aficionada a la astronomía; esa ciencia para la que al parecer son imprescindibles los ojos, los telescopios (tecnología social que complementa la vista) y muchas otras cosas.

Me cuenta Rosa que de pequeña le hacían sus padres y hermana composiciones planetarias con frutas y otros objetos redondos, más o menos acertados. Pero que nunca ha podido tocar las superficies de planetas como los del sistema solar. No conoce la orografía de Marte, de Venus, de la Luna…

Y removió Roma con Santiago para conseguirlo. Tiene un chico hábil en buscar cosas en INTERNET y un amigo fiel que imprime en 3D. Así que juntar a Ken y a Enrique debió de ser algo fácil para ella.

A ken le mandó buscar y Ken acabó en el Observatorio Astronómico de la Universidad de Valencia, donde Amelia Ortiz Gil, con otros colaboradores, pensaron en gentes como Rosa y elaboraron una serie de archivos digitales 3D para poder imprimir, y posteriormente etiquetar planetas y hasta un mapa celeste del emisferio norte.

Con los ficheros localizados, e Enrique, a mi, pues fue y me pidió LA LUNA 😀 y los demás planetas. Y bueno ¿qué se puede hacer? ¿Me pide la Luna? Pues se la imprimo.

Y cinco horas me pasé ayer con Marte. Las cinco horas que le llevó a mi impresora 3D componer en PLA color naranja un objeto suficientemente sólido que representa al planeta rojo y que Rosa podrá por fin tocar a sus anchas.

Foto de la impresora 3D haciendo la luna que está más o menos a la mitad.

Y en el momento de escribir esto, como se puede ver en la foto, he pasado a hacerle la luna. Y ya puestos le haré todo lo que pueda hacerle en este sentido tan práctico, didáctico y útil.

En un tiempo en que las cosas útiles brillan por su ausencia, me sigo quedando atónito de las buenas cosas que se pueden hacer sin ser necesariamente (como es mi caso) muy bueno. 😜 

Espero que a Rosa y a otras personas les sirvan estos modelos y el trabajo de Amelia y de muchas Amelias que en el mundo son.

2 comentarios en “Cinco Horas con MARTE

  1. Soy uno de los colaboradores de Amelia, que nos acaba de mandar el enlace a esta página diciéndonos lo contenta que está de ver que sí, que de verdad estas cosas acaban llegando a la gente que las quiere y/o las necesita. Muchas gracias por contarlo!

    1. Está reaccionando mucha gente ciega por twitter. Habrá que comprarse impresoras 3D porque la mía no puede dar a vasto con todos. Llevo mucho tiempo en este mundo del 3D y mucho en la ciencia. Si investigas un poco verás mi relación con la I+D. Y también sí; sé que es agradable saber que el trabajo que uno hace, sirve para algo. De momento, cuando vaya a Córdoba y le de a Rosa los planetas, haremos unas fotos o algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve esta sencilla fórmula: *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.