Archivo de la categoría: iOS

El sistema operativo de los Smarts de Apple.

#IOS4 para personas humanas (o así)


Es mucho sin duda lo que se ha escrito sobre el nuevo firmware, o sistema operativo, o como demonios se llame, del #iPhone este, que nos tráe a mal traer a los que ya, irremisiblemente hemos caído en «la secta» y andamos esperando a ver qué nuevas nos tráe nuestro «mesi» as, o sea el tal Steve Jogbs.
Ciertamente nos conformamos con casi todo lo que nos pueda traer, porque una vez abducidos, lo que venga de Dios, bienvenido es.
Pero, que siempre hay un pero, estamos en el mundo gentes que somos un poco anti sectarios, o ni siquiera anti, pero simplemente somos como somos, sin que «la secta», ninguna secta, nos marque nuestro comportamiento y proceder en la vida, tampoco en la vida 2.0, de forma que aunque temporalmente caigamos en los éxtasis que la publicidad nos pone al alcance de la mente, siempre acabamos despiertos y criticando, cual pitufos gruñones, fastidiadores de las numerosas Alicias y de los no menos numerosos países de las maravillas.

De forma que una vez descargado con avidez el #ios4, que así se llama esta cosa que sacan los de Apple para mantener nuestro amor sectario, habiéndolo estudiado desde el punto de vista de una persona ciega, valga la aparente contradicción, y con el sosiego que dan los 10 días de testeo, vamos a plasmar acá, en nuestra vitácora o diario de reflexiones, las impresiones que nos ha causado este invento.

Casi todo ventajas

Vamos a empezar reconociendo que, en efecto, las novedades que aporta este nuevo firmware, son ventajosas en general. EL iPhone, como todo equipo que se precie, tiene su propio sistema operativo y los de Cupertino, para acabar con los problemas que suponía el hablar de las versiones del iPhone sin saber cómo denominar a su sistema operativo, que lo tiene, han acabado dándole nombre y este es #IOS4 o iPhone Operating System, en su versión 4.

Los que hemos adoptado ya este sistema, que aparece el 21 de junio de 2010, coincidiendo con el solsticio de verano en el hemisferio norte y con fútbol en Sudáfrica, contamos con novedades que están debidamente expresadas en muchísimos sitios web.

Si nos ceñimos al tema relativo a la accesibilidad y usabilidad para personas con baja o nula visión, también es bastante lo que se puede encontrar en la web, incluso en Español, gracias a @jonatanchacon, cuyo blog, Programar a Ciegas, está suficientemente citado en este blog nuestro de nuestros pecados.

En cualquier caso, yo voy a tratar de dar la visión del usuario gruñón, que lo soy, aún con Apple, que tiene al usuario como centro de todas las cosas, como debe ser.

El síndrome Microsoft

Es curiosa esta persecución entre grandes gigantes y entre compañías que tratan de fijar, de facto, los estándares de las cuestiones informáticas de usuario de a pie. Se dice, y no seré yo quien lo refute ni afirme, que Microsoft o Bill Gates, ha imitado siempre las cosas de Apple y que las imita mal. Puede ser: así ha pasado en Windows XP con el buscador de cosas en escritorio y en el PC, que está a años luz del Spotlight del Mac o de la búsqueda en el iPhone.
Pero me da la sensación que con el #IOS4 pasa algo de lo contrario. Se ha reclamado tanto la multitarea por parte de la comunidad iPhonera, que al final la han implantado pero, quizás queriéndose destacar, lo han hecho en una forma un poco estraña.
Todas las aplicaciones que abrimos, se van quedando en un sitio del que luego se las puede recuperar. Supongo que este limbo tendrá nombre técnico pero lo desconozco y lo dejo para mis queridos comentaristas, si es que a bien tienen culturizarnos.

El caso es que aplicación que se abre, aplicación que va pasando a ese sitio temporal. No sé cuál es el límite de capacidad del tal lugar, pero yo he llegado a contar hasta 20 aplicaciones que se han ido quedando ahí. Actúas con cualquier aplicación, la cierras pulsando el botón home, pero la app no se cierra sino que pasa al limbo. Hemos pasado de la no multitarea, a una especie de multitarea obligatoria.
En esta situación, cerrar una aplicación si eres usuario de Voice Over, requiere unos cuantos pasos:

1.- Cerrarla con el botón home.
2.- Pulsar dos veces más home para abrir el listado de aplicaciones pendientes
3.- Dar un doble tab manteniendo el segundo a fin de poner la aplicación en situación de cierre.
4.- Dar otro toque para cerrarla.

Y así con cada aplicación que queramos quitarnos de encima. Si no lo hacemos, tendremos una especie de DOCK con unas cuantas aplicaciones, en orden inverso a su apertura, que estarán por ahí y que no sabemos si actúan, si están haciendo algo, consumiendo recursos, si no hacen nada o qué.

Sería más que deseable tener un gesto, o que todas las aplicaciones tuvieran un botón para el cierre total.

Compatibilidad con teclados

Me las prometía yo muy felices cuando escuchaba y leía que el #IOS4 iba a ser compatible con teclados BlueTooth. Esto eliminaba el problemático tema de la escritura en pantalla, que no es demasiado rápido ni con, ni sin Voice Over.
Reconozco que la nueva forma de escritura que se ha puesto en la que la letra se produce al levantar el dedo, hace la escritura más rápida, al menos para mí, con voice Over. Pero poder escribir con un tecladito, eso sí es una delicia.
La frustración llega cuando se usa un teclado, uno de MAC por ejemplo como he hecho yo, comprándome un flamante teclado BT de Apple, y se da cuenta uno que solo puede escribir. Solo y estrictamente cuando se está en un cuadro de edición, un mensaje, un twit etc. el teclado responde y se puede escribir. Algunas teclas F en el teclado Apple hacen funciones similares a los Mac, como cambiar el brillo, subir y bajar el volumen, y controlar la reproducción del iPod. Pero nada más, de forma que uno tiene que tener el iPhone en la mano y hacerlo todo hasta que llega al sitio donde se puede escribir.
Me dicen que esto se remediará en septiembre pero, y van 2, esto también se parece un poco a Microsoft: Me refiero a no poner en la calle productos suficientemente finalizados. No hablamos de software libre: estamos hablando de Apple, que escucha, atiende y tiene al usuario como centro.
Eso sí: me da envidia de la gente que dispone de líneas braille como las de BAUM, que pueden manejar TODo o prácticamente todo el iPhone sin sacarlo del bolsillo desde la línea Braille. Esto es buenísimo para todos, en especial para las personas con sordo-ceguera. Recomiendo la lectura de este artículo en UTLAI, donde se habla pormenorizadamente del tema.

Mi iPhone se hace el sordo

Desde la actualización a #IOS4, me cuesta muchísimo que mi iPhone entienda a quién quiero llamar. Era una de las características estrella para mí; la usaba muchísimo y ahora, no sé por qué, cuando le digo algún nombre, como mínimo me hace esperar cosa de 15 segundos antes de darme una solución y, lo que es peor, no me da la mejor siempre. Mi maestro maquero me dice:

– Es que seguramente tendrás corrupta la base de datos del teléfono.

Y yo le pregunto.

– ¿Corrupta? No he hecho nada guarro con ella. Sincronizo mi iphone con un solo mac para no darle problemas, tengo una cuenta Mobile Me, lo hago todo bien. Yo no he corrompido mi base.

Pero él insiste:

– Mira eso. De veras que me suena.

Bueno. Yo pienso, y van 3 que a lo mejor se les ha pegáo lo de Microsoft a estos manzaneros. Miedo me da, porque realmente estoy contento con mi iPhone, con mi Mac, con mi otro Mac… pero estas cosas a las que no nos tienen acostumbrados, preocupan.

La debacle de la restauración

No. No va de política, señores. Es que al final mi maestro me convence y digo yo que igual es mejor restaurar todo el sistema. A lo peor, sí es verdad que mi base está corrupta, así que como desde iTunes todo lo puedo hacer fácil, reinicio el equipo y punto com.

Fue terrible: he reiniciado el iPhone, en efecto, y todo ha ido normal, salvo que mi nueva colocación por carpetas. aquella por la que había reducido 12 páginas de escritorio a una sola, se ha venido abajo. Muchas aplicaciones ni se copiaron y tuve que hacerlo manualmente con gran pérdida de tiempo. Y lo peor: mi iPhone sigue igual de sordo. ¿seguiré siendo yo un corrupto?

Yo a mí me parece, y van cuatro, de que esto se está asemejando mucho a Microsoft. Igual es que todo se pega. Pero porfa Apple: no lo hagan. Hemos aterrizado muchos en su casa por miedo a los de Redmon.

La maravilla de leer, iBooks, y Enrique Dans el «impronunciable» o «de cal y de arena one more time»

Pues señor: ha tiempo que a mí me gusta ser ciudadano en vez de «dis ciudadadano» por causa de mi carencia de visión (que no enfermedad). Así que el poder leer libros finalmente en mi teléfono, poder marcar páginas, ir a las tablas de contenidos, resaltar textos, mandar citas por correo electrónico, y otras cosillas, me han parecido maravillosas.

Muchas personas ciegas hemos esperado años a que los lentos elefantes de siempre, consiguieran elevar al dichoso DAISY a algo más que reuniones lentas y que llegasen a colocarlo en un estándar obligado o al menos popularísimo. Y hemos perdido tiempo y esfuerzo. Se ha hecho esto desde un punto de vista 1.0 (or less) y en años y años solo se ha llegado tímidamente a proponerle a la industria su adopción, sin éxito.

Recuerdo a mediados de los 90 en los EE.UU como el Consorcio DAISY proponía a Microsoft que adoptase el estándar en sus reporductores de WIndows. Aún hoy no existen reproductores así para este sistema que, por otro lado, acaba resultando tan exclusivo de personas ciegas que se pierde en las economías de escala.

Tenía que ser Apple y un invento 2.0 (or more) quien nos hiciera, de forma sencilla pero contundente, poder leer libros, poderlos bajar y pagar, como cualquier ciudadano (algún «tahurcillo que conozco se alegrará si es que alcanza a entender esto» XDDD), y, en fin, que me gusta el eBooks y que lo uso.

Los «peros» comienzan por la poca variedad que hay aún en español en el almacén de libros de Apple. Imagino que esto se irá subsanando a medida que las editoriales hagan acuerdos, si es que finalmente se dan cuenta que el libro tradicional comienza a ser una reliquia, y nos dejen leer a todos, en el medio y por el medio que sea.

Estamos en plena guerra de los lobbies de las grandes industrias de la anticopia en contra de la tecnología. Y aunque es una guerra que el progreso les hará perder inevitablemente, en este momento nunca se sabe qué son capaces de hacer los «SINDES» y «Tahúres» que en el mundo son.

Como quiera que uno tiene mucho material almacenado en PDF, se plantea el convertir estos archivos a formato EPUB, que es el admitido por varios lectores de libros incluyendo el del iPhone y el iPad.

Y aquí topamos con la falta de accesibilidad. No he encontrado ninguna herramienta accesible en Windows y poco accesible he visto nada en MAC. Ni CALIBRE ni Sigil, permiten trabajar a una persona ciega.

Hago trampas y me paso el libro de Enrique Dans @edans «Todo va a cambiar», a formato EPUB con CALIBRE para leérmelo por segunda vez.

Todo va medianamente bien aunque no conseguí crear la estructura adecuada para los contenidos etc. Probablemente porque mi copia del libro, que tenía en PDF, viene de un escaneo de algún buen vecino.

Pero el libro se lée más o menos bien. Aunque, van 6, la cosa microsofera afecta ahora bien al programa, bien a la síntesis. y más bien diría yo que a la última. De repente, y sin saber por qué, a cada comando de lectura, cuando leía un párrafo, cuando leía una línea, o cuando leía todo y el programa iba pasando de página, cada pausa se anteponía de la palabra «IMPRONUNCIABLE».

Me pasé horas tratando de averiguar por qué, reinicié el teléfono, recargué el libro…. Estaba seguro que antes no escuchaba esa palabra y me parecía una afrenta a Enrique Danso porque además, en otros libros no ocurría.

Siguiendo con mis investigaciones, observo que solo ocurre con la voz española masculina. Si lo leo en mexicano todo va bien.

Y al final me doy cuenta que no es algo de la síntesis siquiera: Si se pone en el rotor de idioma el»idioma por defecto», es cuando al menos en este libro, se oye eso de «IMPRONUNCIABLE». Si se selecciona cualquier otro idioma, incluido el Español con la misma síntesis pero no como «idioma por defecto» sino como «Español», mi buen tocayo y paisano, Enrique Dans, deja de ser impronunciable.

¿A que se parece a fallos de Microsoft?

En fin: de cal y de arena, pero las suficientes malas como para que los que estamos en la secta por lo que estamos, andemos algo preocupados.

Animo a todos a que se cambien de S.O. si no lo han hecho. Son más las ventajas que los inconvenientes. Yo esperaré por una versión de septiembre, pero la verdad es que no me ha sentado nada bien esta aceleración seguramente por causas comerciales, que Apple ha imprimido a su última aparición.